Se conoce como Jemeres Rojos al régimen que gobernó Camboya entre el 17 de abril de 1975 hasta el 7 de enero de 1979 durante el que murieron unos 1,7 millones de personas.

Orígenes de los Jemeres Rojos

Los Jemeres Rojos nacieron como una guerrilla. El nombre fue dado en los años 50 por el entonces rey Norodom Sihanouk para referirse, en tono peyorativo, a sus principales enemigos. Los orígenes más profundos de los Jemeres Rojos enraizan con el Partido Comunista de Indochina, que participó en la lucha por la independencia de la península después de la Segunda Guerra Mundial.

En 1951 se crea el Partido Comunista de Camboya que, aunque sigue teniendo influencia vietnamita, supone una ruptura de las corrientes de izquierda entre ambos países. En los años 70, pasa a llamarse Partido Democrático de Kampuchea y se aumenta la lucha armada contra el general Lon Nol, quien había depuesto al rey Sihanouk en un golpe de estado en 1970. Los Jemeres Rojos se convertían así en los aliados de Sihanouk.

Pol Pot y el grupo de París

Los franceses a menudo se recriminan a sí mismos por haber formado intelectualmente a las principales figuras del movimiento comunista camboyano, entre ellos su principal líder, Pol Pot. "No hay que olvidar que Pol Pot pasó por Francia y que [el periódico] Le Monde se felicitó por la toma de Phnom Penh por parte de los comunistas", aseguró en 2009 el diputado francés Christian Vanneste.

Saloth Sar, verdadero nombre de Pol Pot, viajó a Francia en 1948 con una beca para estudiar radioelectricidad. Allí,entró en contacto con el Partido Comunista francés y con los demás componentes del llamado "Grupo de Estudiantes de París": Ieng Sary, posteriormente primer ministro y ministro de Exteriores del régimen, Khieu Samphan, más tarde presidente de Kampuchea Democrática, y Khieu Ponnary, la futura mujer de Pol Pot. A principios de los años 50 el grupo vuelve a Camboya y se va haciendo importante en el Partido Comunista, hasta llegar a dominarlo en los años 60.

Principios ideológicos de los Jemeres Rojos

La ideología de los Jemeres Rojos tiene sus orígenes en el comunismo maoísta, que ellos interpretaban, según las palabras de Pol Pot, de una "forma creativa". Se basaba en los siguientes principios:

  • Puesta en marcha de una sociedad comunista de tipo agrícola. Esta sociedad se fundamentaba en los principios del igualitarismo, por lo que todo el mundo debía tener lo mismo. Esto llevó a la prohibición de cualquier propiedad privada, incluida la comida o los instrumentos para cocinarla. Las pobres raciones eran repartidas cada día por el Angkar, o institución superior.
  • Prohibición de cualquier influencia "imperialista". Como consecuencia, se prohibió la utilización de máquinas, no se podían tener textos, especialmente si eran en lengua extranjera, y se exterminó a todo aquel que hubiera recibido cualquier tipo de educación. Llevar gafas era también símbolo de imperialismo, por lo que las personas que las portaban eran asesinadas.
  • Educación doctrinal. Todas las personas eran sometidas frecuentemente a sesiones de reeducación. Según los principios de los Jemeres Rojos, era necesario aproximadamente un año para reeducar a una persona. Si después de ese tiempo, la persona mostraba algún signo de imperialismo, era dada por perdida y se prescindía de ella.

El mayor genocidio de la historia

El genocidio camboyano es uno de los mayores genocidios de la historia, probablemente el mayor si se comparan las cifran con el tiempo transcurrido y la población afectada. Aproximadamente un cuarto de la población murió entre 1975 y 1979. Según las cifras expuestas por el historiador David Chandler, 1,5 millones de personas murieron por malnutrición, trabajos forzados y enfermedades mal atendidas. Otras 200.000 personas fueron ejecutadas sin juicio, clasificados como "enemigos". Camboya es además el país donde hay un mayor número de personas desaparecidas.

Por fortuna, el régimen fue relativamente breve, ya que una de las consignas del régimen es que un millón de habitantes era suficiente para mantener la Kampuchea Democrática. Estos planes hubieran supuesto la muerte de más de seis millones de personas. Jean Lacouture, periodista y sociólogo que en un principio defendió a los Jemeres Rojos, ha llamado a este proceso auto-genocidio, ya que la mayor parte de las víctimas pertenecían a la etnia jemer.

Fin del régimen de los Jemeres Rojos

El régimen terminó en abril de 1979, con la invasión por parte de los vietnamitas. Los Jemeres Rojos se replegaron en áreas boscosas y continuaron allí su guerra civil hasta la muerte de Pol Pot, en 1998.

Tras treintas años de guerra civil, las consecuencias del régimen aún siguen siendo visibles en la sociedad camboyana. Actualmente los cinco principales líderes de los Jemeres Rojos que aún continúan vivos están siendo juzgados por un Tribunal Internacional en Phnom Penh.