De estilo cortesano, esta obra pertenece a la colección de la Escuela Francesa del Museo del Prado. Es un claro ejemplo de retrato de familia de estilo cortesano dentro de la pintura rococó de la época.

¿Quiénes son los personajes del cuadro “La familia de Felipe V?

De los catorce personajes del cuadro, tres de ellos fueron reyes de España. La composición de la obra une a las figuras siguiendo una línea sinuosa de un extremo al otro, de tal forma que cada una de ellas se relaciona con el siguiente mediante una cuidada agrupación de sus rostros.

De izquierda a derecha, los retratados son:

  • María Ana Victoria. Hija de Felipe V e Isabel de Farnesio, era familiarmente llamada “Mariannina". Fue prometida a Luis XV de Francia, pero el matrimonio nunca se celebró y, más tarde, se casó con José I de Portugal. Aparece aquí con un aparatoso vestido perfilado de armiño y sentada junto a su cuñada Bárbara de Braganza.
  • Bárbara de Braganza. Hija de Juan V de Portugal, era la esposa de Fernando VI. Su rostro se encontraba muy marcado por las viruelas, siendo necesarias largas horas de maquillaje para igualar sus cicatrices. En este retrato tenía 32 años y no era muy atractiva, aunque la bondad de su carácter era famosa en la Corte.
  • Infante Don Fernando. Último de los hijos de Felipe V y su primera esposa María Luisa de Saboya, que reinó en España con el nombre de Fernando VI. Van Loo lo pintó con 30 años y posando majestuosamente mientras dirige la mano izquierda hacia su padre.
  • Felipe V. Primer monarca de la Casa de Borbón en España, forma parte del grupo central de la composición, sentado junto a su segunda esposa y rodeado, como un patriarca, por tres generaciones de miembros de su familia. Tenía 60 años y parece un hombre cansado, con la mirada perdida en el vacío, pero que trasmite cierto aire de majestad, apoyado en un bastón, mientras sujeta con su mano izquierda un sombrero. Cuando se realizó este cuadro, le quedaban tres años de vida, que pasó recluido, alternando períodos de lucidez y locura, en el palacio de la Granja de San Ildefonso, en Segovia.
  • Infante cardenal Luis Antonio Jaime. Hijo de Felipe V e Isabel de Farnesio, ocupó el arzobispado de Toledo con sólo ocho años de edad. Al fallecer su madre renunció al cargo y tomó el título de conde de Chinchón. Contrajo matrimonio con María Teresa de Vallabriga, y una hija de ambos, María Teresa Josefa, se casó con Manuel Godoy, valido del rey Carlos IV.
  • Isabel de Farnesio. Segunda esposa de Felipe V, fue una mujer dominante y ambiciosa. Logró que, de los siete hijos que tuvo con el rey, seis subieran al trono en distintas monarquías europeas. Aquí tenía 51 años de edad, y sentada junto al rey y rodeada por dos de sus hijos, ocupa el centro de la composición, con aire majestuoso y junto a un almohadón sobre el que aparece una corona real.
  • Infante Don Felipe de Borbón. Cuarto de los hijos de Felipe V e Isabel de Farnesio, heredó los ducados de su hermano Carlos en Italia. Se casó con una hija de Luis XV y fundó la Casa de Borbón-Parma. Aparece en el grupo central, entre su madre y su esposa, en actitud relajada y junto a la corona real que descansa en un almohadón.
  • Luisa Isabel de Francia. Hija de Luis XV, era la esposa del Infante don Felipe de Borbón que aparece a su derecha. La más pequeña de sus hijas, María Luisa, sería la esposa del futuro rey Carlos IV. Aquí aparece sentada y formando parte de un grupo junto a sus cuñadas.
  • Infanta María Teresa. Hija de Felipe V e Isabel de Farnesio, fue la esposa de Luis de Borbón, hijo de Luis XV. Hay autores que identifican a esta figura con Luisa Isabel de Orleans, viuda del fallecido Luis I. Si fuera así, este retrato debió realizarse copiando otros existentes en la Corte, pues había fallecido el año anterior en París.
  • María Antonia Fernanda. Hija de Felipe V e Isabel de Farnesio, se casó con el rey de Cerdeña, con quien tuvo 12 hijos. Aquí aparece retratada sólo de medio cuerpo y con un abanico en sus manos.
  • María Amalia de Sajonia. Esposa de Carlos III cuando aún era rey de Nápoles, fue una mujer poco agraciada. En esta pintura tenía 19 años y Van Loo debió basarse en retratos enviados desde Italia, pues ni María Amalia ni su esposo se hallaban en España en estos momentos.
  • Carlos, rey de Nápoles. Primogénito de Felipe V e Isabel de Farnesio, reinó en Italia y más tarde en España con el nombre de Carlos III. Van Loo lo representa en pie, apoyado sobre una silla cubierta con un cortinaje que cierra la composición. La figura del entonces rey de Nápoles, con 27 años de edad, se opone en el espacio pictórico a su hermano, el futuro Fernando VI que, en el otro extremo del cuadro, forma visualmente una pareja con él, siendo los únicos que aparecen erguidos y adelantando un pie.
Completan la composición dos niñas que juegan con un pequeño perro. La primera de ellas, Isabel Mª Luisa, es la primogénita de los duques de Parma, y aquí aparece con poco más de dos años. La segunda, María Isabel, era la hija de Carlos y María Amalia de Sajonia, tenía un año cuando se realizó esta pintura, que Van Loo realizó basándose en dibujos enviados desde Italia, pues la niña, al igual que sus padres en ese momento, no se encontraba en España.

Esta obra de Van Loo puede contemplarse en la sala 39 del Museo del Prado de Madrid.