Jack Dorsey, natural de Missouri, fue quien tuvo desde los 15 años la idea de la mensajería instantánea en su cabeza. El interés por las ciudades y por el funcionamiento de éstas, así como la curiosidad por saber qué es lo que están haciendo los ciudadanos en cada momento, fue lo que le llevó a ingresar en la empresa Odeo, donde comenzó a trabajar como proveedor. Dorsey planteó entonces, su idea de desarrollar Twitter, Odeo le dio dos semanas para crear el sistema y, finalmente, pudo publicar su primer mensaje Twitter: “invitando a compañeros”.

Este joven de 34 años, es el que ha hecho posible que el mundo esté en contacto a través de sólo 140 caracteres. Twitter es un servicio de mensajería instantánea que empezó a desarrollarse en marzo de 2006, pero el pico más importante de crecimiento se obtuvo en las últimas elecciones estadounidenses, ya que los candidatos lo utilizaron como medio para acercarse a la gente. Desde entonces, es conocida la afición de personajes públicos por utilizar esta herramienta, con el fin de evitar el contacto con los medios de comunicación, y así tener un contacto directo con los ciudadanos. Personas que también se han hecho fanáticas de Twitter, por el simple hecho de conocer la localización o los quehaceres de sus amigos y compañeros.

¿Cómo empezó todo?

Jack Dorsey dice que él y su equipo consiguieron estar conectados con sus amigos constantemente, después de seis meses desarrollando el producto con datos de amigos y familiares. A la vez Dorsey y su equipo iban invitando a más y más gente, hasta que en agosto de 2006 “abrimos el servicio a la comunidad y el rumor corrió rápidamente”.

Poco a poco la gente empezó a utilizarlo, y fue creciendo de forma gradual hasta marzo de 2007. Dorsey afirma que siempre pensó en este proyecto como “algo grande”, y que “solo tenía que esperar a que se pudiese instaurar en un mercado de consumo”.

Momentos decisivos en Twitter

Hubo tres estrategias dentro de la historia de Twitter, la primera fue la de crear o no la aplicación. Odeo trabajaba en un principio con herramientas de audio y el salto al texto “era un salto grande”. Desde el principio contaron con un espacio amplio y un buen equipo, lo que hizo posible llevar a cabo este proyecto.

La decisión de llevar Twitter allí donde estés, sin necesidad de estar pegado a un ordenador, fue muy importante para Jack Dorsey. Todo surgió porque su programador quería viajar, pero a la vez seguir conectado a la actividad de la gente. Es cuando empezó a poder utilizarse Twitter vía SMS.

La limitación de 140 caracteres fue la tercera decisión importante para este equipo. Al principio se podía actualizar con tantos caracteres como el usuario quisiese, pero el problema se iniciaba con el envío a través de SMS, ya que solo poseen 160 caracteres. Dorsey explica que al principio fue una dificultad, ya que los SMS llegaban partidos y no en un solo mensaje, por lo que la experiencia de usuario llegaba a ser muy mala. Es por ello, que se decidió reducir el texto a 140 caracteres, y los 20 sobrantes serían destinados para el nombre de usuario y el código.

Jack Dorsey afirma que esto mejora la agilidad y la calidad de la comunicación, pues se puede llevar a cabo en cualquier momento y desde cualquier lugar, porque tal y como dice, “creo en la creatividad a través de las limitaciones”.