Conocido como Puente Grande de Tololotlán o Puente de San Antonio de Terán, se encuentra a 14 kilómetros al oriente de la cabecera municipal de Tonalá, Jalisco, es un monumento emblemático de la historia de México por lo que se busca su conservación y restauración.

Puente Grande y La Garita son de relevancia histórica para México

En las pilastras del puente están las imágenes de los santos, San Francisco y San Antonio, y las de los Reyes de España, Felipe V y Luis I, apreciándose la mezcla de lo religioso con lo civil.

En el siglo XVIII era indispensable cruzar este puente para llevar mercancías a Nueva Galicia, hoy Guadalajara, por las que se tenían que pagar alcabalas y para eso era La Garita, que se ubica a un costado. Las personas atravesaban con mercancías que eran revisadas, se les imponía una cuota que tenían que pagar y en dicha garita era donde se realizaban los pagos.

Este 17 de enero se conmemora el bicentenario de la Batalla de Puente de Calderón, cuando el cura Hidalgo pasó por Puente Grande, por eso en la plaza de la delegación está una de las águilas que destacan ese recorrido, y para recordarlo ya está organizado un evento cultural en dicho lugar.

Se trabajará de manera conjunta para recuperar Puente Grande en Tonalá

Dicho puente, tendido sobre el río Santiago, tiene 160 metros de largo por 6 metros del carril de circulación de vehículos y peatones y es el puente más grande que se tuvo conocimiento en la época del virreinato. La Secretaría de Cultura junto con el Ayuntamiento de Tonalá y su Dirección de Cultura harán una gran inversión para restaurar este sitio.

El puente consta de 3 elementos y su recuperación se realizará por partes: primero las 4 grandes pilastras que tardaría unos 3 o 4 meses, y el desarrollo del puente, también se repararía la pequeña ermita que está deteriorada y La Garita, en la cual se inició un proceso de restauración durante la administración pasada que se puede apreciar en algunas canteras con la fecha de 2009 impresa, en esa ocasión se hizo la recuperación de los niveles originales.

Se invertirán 600.000 pesos en la consolidación del puente, 3 millones de pesos en las pilastras y otro tanto más para concluir las cubiertas de La Garita y así se pueda crear un centro cultural municipal.

En general, la estructura de Puente Grande se encuentra en buen estado

Por dicho puente aún pueden pasar vehículos de gran tonelaje, pero los pilares y los laterales del puente están llenos de una flora parásita que debe retirarse y se pueden apreciar muchas piezas faltantes, algunas debido a los accidentes de automovilistas. Lo primero es buscar la consolidación del puente, es decir, que no haya más deterioro del que presenta actualmente para empezar las labores completas de restauración.

En cuanto al estado actual de La Garita, según el Arquitecto Modesto Aceves Asencio "todos los muros llegaron a soleras", ya está todo descombrado y sólo están esperando recibir las cubiertas, "se respetaron los mechinales para poner las vigas de madera, entonces, está todo tal cual".

Se piensa rescatar también, en un futuro, el Camino Real

Existe otro proyecto en el que se puede crear un recorrido por lo que fue el Camino Real, que podría empezar desde la cabecera municipal y pasar por la Hacienda de Arroyo de Enmedio, de la que el Ayuntamiento ya tiene una parte en posesión.

"Sería muy interesante el recorrido y recuperación de los pavimentos originales del Camino Real, que se encuentran todavía en un uso muy doméstico, es decir, hay gente que ha invadido pero todavía pueden pasar vehículos por ahí y hacer este recorrido literalmente hasta Puente de Calderón" menciona Aceves Asencio, quien expuso los detalles de la restauración de Puente Grande en un recorrido de prensa el pasado miércoles.

En busca de rescatar la identidad de elementos históricos, ya se tienen 10 elementos detectados en el Camino Real para este fin, como lo es el templo de Tololotlán y la Hacienda de Arroyo de Enmedio.

De esta manera se piensa rescatar, en una primera etapa, una entrada muy importante al municipio y se busca su restauración para que así la gente se identifique con su patrimonio.