En Perú y desde el Museo Paleontológico Meyer-Hönninger se denuncia como un ataque contra los intereses científicos, la presentación del Proyecto de Ley 1199-2011.

Señalan que el proyecto en cuestión da facilidades a la industria minera y abre puertas a la destrucción del Patrimonio Paleontológico peruano.

El INGEMET (Instituto Geológico Minero Metalúrgico) de Perú pasaría a incorporar modificaciones sustanciales a su legislación. En realidad están en serio peligro los interesados en la geología si es el mismo instituto el que pretende dar respuesta a los intereses de la minería y la ciencia, sabido como es, que numerosas veces los intereses de una se aúpan a los de la otra.

La controvertida propuesta fue presentada por el congresista de Gana Perú, Martín Rivas Texeira, un abogado egresado de la Universidad de San Martín de Porres que ingresara al Congreso en lugar del inhabilitado Gustavo Espinoza.

Denuncia concreta desde el Museo Paleontológico Meyer-Hönninger

La acusación de los responsables del museo establece que "de forma irregular y sin consulta al Ministerio de Cultura, entidades académicas y especialistas, el INGEMMET incorpora modificaciones a una ley que en realidad es prácticamente una copia del Proyecto de Ley presentado el año 2007 por la entonces Congresista Keiko Fujimori, además de nombrarse ente regulador".

Asimismo señalan que el predictamen que refiere a los Proyectos de Ley 690/2011CR y 1199/2011-CR, en los que propone un texto sustitutorio, es en realidad un atentado al Patrimonio Paleontológico.

La denuncia dice que se utilizan en éste, términos demasiado ambiguos, tales como "pasado geológico" y "sub Superficie" dando lugar a la exclusión en la definición, de todos restos paleontológicos conservados en dunas o en hielo o del periodo Holoceno.

Por otra parte el término "sub Superficie" dejaría desprotegidos al 99 por ciento de los restos fósiles existentes en el territorio peruano.

A nivel científico se asegura que "La protección de los fósiles se basa en características tan ambiguas o difíciles de determinar como son la rareza, la singularidad, la escasez, la excepcionalidad y el gran significado científico que resulta imposible imaginar que esas características puedan ser determinadas durante la revisión del equipaje de un turista".

Desde el Museo Paleontológico Meyer-Hönninger se denuncia que con la aprobación de esta ley el INGEMMET pasa a convertirse en juez y parte de todas las decisiones que se deban tomar sobre paleontología y minería, excluyendo al actual regulador que es el Ministerio de Cultura y al Ministerio de Ambiente, en forma específica a la Dirección Nacional de Biodiversidad.

" No solo el hecho de no convocar a un comité especializado en paleontología liderado por el Ministerio de Cultura ya es un acto sospechoso, sino que revisando el Proyecto de Ley, las empresas mineras cuentan con un subliminal apoyo para destruir nuestro patrimonio", alertan desde la institución que se ha caracterizado siempre por su lucha en pro de la protección del patrimonio paleontológico peruano, llegando por esta causa a enfrentarse abiertamente al Comité Organizador del Dakar 2012.

El director del museo, es el reconocido paleontólogo Dr Klaus Hönninger Mitrani.