Las piñatas son ollas de barro cubiertas de papel maché y decoradas con papeles de variados colores; aunque, actualmente la mayoría de las piñatas que se fabrican son de cartón en lugar de barro, por ser un material con el que se corren menos riesgos a la hora de romperse.

Una piñata puede contener dentro dulces, fruta y también otros premios según el festejo, para que vayan de acuerdo al evento, como juguetes para niños en las fiestas infantiles.

Para qué sirven las piñatas

Estas son un artículo para la diversión pero en algunos casos romper una piñata es más que un rato de esparcimiento.

Las piñatas son colgadas de una cuerda, en un lugar alto, para ser golpeadas por una persona con un palo hasta que se rompan y liberen su contenido, y hacia este se abalancen todos los participantes para tratar de obtener la mayor cantidad posible.

Se usan tanto en las fiestas de cumpleaños como en las posadas de Navidad, donde son una tradición; en estas últimas, la más usual es la que tiene forma de estrella de 7 picos, porque tiene una asociación religiosa para los cristianos católicos.

El origen de las piñatas en América latina y su significado religioso

La palabra piñata viene del italiano pignata y la tradición de romper piñatas llego a América desde España; los misioneros cubrían unas ollas con papel de colores para atraer a los feligreses a las ceremonias y de esta forma la piñata fue adquiriendo un significado religioso pues se decoraba con una apariencia terrorífica para representar a Satanás.

Más tarde se le dio a la piñata la forma de una esfera agregándole 7 conos, con una banderola en cada extremo, para representar los 7 pecados capitales. Y los dulces y las frutas que contenían simbolizaban las tentaciones de la riqueza y de los placeres terrenales. Quienes golpeaban la piñata eran vendados para que hicieran un esfuerzo al combatir las fuerzas del demonio. Y el garrote que se usaba para romperla era el símbolo de la virtud.

Al romperse la piñata, se liberaba su contenido y este era la representación del premio a todos los que habían participado por ser fieles a su fe.

El uso de la piñatas en las posadas navideñas

En una posada, además de romper una piñata para divertirse se hace para luchar contra el mal, simbólicamente. Pues la piñata de estrella de 7 picos representa el mal y el palo con el que se rompe cumple la labor del Evangelio que destruye al mal y otorga bienaventuranzas que son los dulces contenidos en la piñata. Además, quien intenta romper la piñata debe llevar vendados los ojos para demostrar su fe ciega.

Y aunque al pasar el tiempo la piñata fue perdiendo su uso religioso hasta convertirse en un elemento más para divertirse en las fiestas, en las posadas se sigue haciendo un esfuerzo para que se usen con el fin original y así conservar la tradición.

Precisamente por este motivo es que las piñatas de estrella son las más vendidas durante la temporada navideña.