El informe europeo sobre hábitos sexuales ¿Qué quieren las mujeres?, basado en un estudio online cuantitativo realizado en Alemania, España, Suecia, Austria y Portugal, revela que las portuguesas no sólo tienen más relaciones sexuales, sino que además están más satisfechas.

La muestra, que parte de un total de 2.500 mujeres, de las cuales 500 son españolas, ha sido efectuada por la consultora internacional Strategy One en colaboración con Pfizer en el tercer trimestre de 2010. Engloba a mujeres mayores de 18 años, representativas de cada región y nivel cultural y educativo, con pareja estable masculina mayor de 35 años y mayoritariamente comprendidas entre los 25 y los 64 años.

Amor a la española

Las mujeres de los cinco países diana están bastante satisfechas con sus relaciones sexuales. Las portuguesas se sitúan por encima de las demás (en un 88%) en grado de satisfacción, seguidas de las españolas (75%), las austríacas (74%), las alemanas (72%) y, finalmente, las suecas (70%). Y es que nuestras vecinas le dan una alta prioridad a tener una vida sexual satisfactoria.

Pero si bien nos encontramos ante unos altos porcentajes de satisfacción, no dejan de ser igualmente altos los porcentajes de las mujeres que quieren tener más relaciones. Y es que el “sexo débil” ya ha dejado de tener dolores de cabeza, menstruales, de pies e incluso de alma y ahora reclama una vida sexual más que activa. Así, aunque siete de cada diez españolas tienen relaciones sexuales al menos una vez por semana, les gustaría tenerlas más a menudo. Esto contrasta con el “mito de las suecas”. Eran los años 60 cuando Paco Martínez Soria o Alfredo Landa alababan a las suecas, su sexualidad y su carisma en no pocas películas, sin embargo, el informe que nos ocupa asegura que tan sólo el 45% hace el amor una vez a la semana. Si el mito de las suecas se desvanece, el de las españolas cobra mayor protagonismo. Y es que…. ¡los tiempos han cambiado! Como afirma la doctora Miren Larrazábal, presidenta de la Federación Española de Sociedades de Sexología (FESS), “la mujer empieza a asumir su propio deseo. Cada una de nosotras somos responsables de nuestro propio placer”. Pues, ¡tomemos nota!

Lo que no les gusta

El hecho de que las españolas quieran tener más relaciones sexuales no conlleva que sea a cualquier precio. Así, prefieren hombres activos y huyen de los egocéntricos, perezosos o arrogantes. Y si te huele el aliento, ni lo intentes. Según el informe, entre los factores físicos que las mujeres tienen más en cuenta a la hora de la verdad se encuentran, principalmente, la halitosis, seguido de los problemas de erección o la eyaculación precoz, entre otros.

Pero el informe va más allá. Casi tres de cada diez mujeres españolas afirman que su pareja ha experimentado problemas de disfunción eréctil. La realidad es que en España hay dos millones de hombres con disfunción eréctil y tan sólo el 17% acuden a consulta, aunque tardan en hacerlo más de cinco años debido a la vergüenza que ello les provoca. Para Vicente Bataller, director del Instituto Valenciano de Sexología, “parece que las parejas sólo refieren conflicto al coito. Hay que tener en cuenta que no todo está entorno a la funcionalidad del pene. Existen muchas más interacciones sexuales que generan el mismo placer. De lo que se trata es de gozar y no de no comerse la cabeza”. La presidenta de la FESS coincide con el doctor: “la sexualidad no es un instinto, es un valor. Es algo fantástico y algo más que la erección”.