El esquí es un deporte de invierno en el cual es primordial contar con un equipo acorde a la exigencia de dicha disciplina. Las botas son un elemento primordial a la hora de adentrarse en las pistas de un centro de esquí.

La importancia de unas botas de esquí de buena calidad

Es realmente importante para practicar un deporte como el esquí que el equipo utilizado esté en buenas condiciones y sea apto para esquiar en las pistas. La bota de esquí no es la excepción. La misma se encarga de proteger el pie del esquiador, inmovilizándolo. Una bota mal elegida puede desencadenar una lesión de gravedad. Por ese motivo no hay que restarle importancia a esta parte del equipo.

Materiales de una bota de esquí

Generalmente son de plástico muy rígido a diferencia de las botas de snowboard que son más blandas. El porqué de esta dureza es que la bota de esquí debe impedir que el pie del esquiador pueda moverse dentro de ella. Esto no quiere decir que la bota sea incómoda, debido a que la tecnología de indumentaria para montaña ha ido perfeccionándose constantemente.

Partes de una bota de esquí

Las botas están hechas de dos partes:

  • La cubierta, es decir, la parte exterior de la misma, que es la que está en contacto con la nieve.
  • El botín: es la parte interior, generalmente acolchada. El mismo debe ser fácil de sacar para poder ser puesto a secar luego de un día de esquí.

Características a tener en cuenta al comprar unas botas de esquí

  • Comprar en tiendas de esquí atendidas por gente especializada en el deporte.
  • Asegurar el peso del esquiador de acuerdo con la dureza de la bota. Si se calibra mal puede generar que la misma se deforme y por ende transformarse en una mala compra.
  • Que la bota posea gran cantidad de cierres: a mayor número de cierres más se ajustara el pie dentro de ella.
  • Que la bota sujete de forma correcta el tobillo del esquiador dentro de ella. Caso contrario puede provocar serias lesiones, incomodidad o dolor. Incluso un estancamiento en el nivel de esquí.
  • Saber muy bien el nivel de esquí que se posee. Ayudará mucho en la elección de la misma
  • Tener claro que el número de bota es siempre el mismo número que el del calzado.

Clasificación de las botas para esquiar por niveles

  • Botas de iniciación: son muy resistentes, ligeras, cómodas y fáciles de manejar. Ideales para aprender a esquiar.
  • Bota de nivel medio: están las que dan prioridad a la comodidad y a la sujeción del pie y las que prefieren las ventajas técnicas.
Teniendo en claro que lo primero al practicar esquí es la seguridad del individuo no queda más que adquirir un equipo de esquí acorde al nivel que se tenga. Y conseguir una buena promoción de esquí para vivir esta magnifica experiencia de esquiar en la montaña.