Al término del ciclo escolar los chicos tienen un periodo de receso largo antes de iniciar uno nuevo, es en este momento en que empiezan una serie de complicaciones sobre todo cuando el padre y la madre, no cuentan con ese mismo tiempo de asueto.

Vacaciones de verano

Los niños anhelan estas vacaciones ya que al igual que los adultos las ocupan para despejarse del estrés escolar, para tener nuevas experiencias, conocer cosas nuevas y por que no, acercarse más a sus padres.

En México las vacaciones de verano duran aproximadamente mes y medio, este año 2010 el periodo será del 10 de julio al 23 de agosto. Es un periodo que puede resultar altamente gratificante o todo lo contrario.

Consideraciones durante el verano

  • Las vacaciones no deben considerarse como un tiempo de descontrol y caos en el hogar, si no más bien, como de acercamiento y aprendizaje.
  • Para todas las actividades que se planifiquen siempre nos debemos de poner en el lugar del niño.
  • Todas las actividades deben ser o parecer divertidas para el pequeño.
  • Considerar el costos de los cursos, el material recibido, las actividades por realizar, y el tiempo de duración por día – semana. Existen cursos de temáticas muy atrayentes en el mercado, pero en ocasiones son caros, además de que no ofrecen material y duran muy poco.
Leer el artículo completo

IIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII

IIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII

IIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII

IIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII

IIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII

IIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII