La diabetes melitus, según sus tipos, es una enfermedad crónica que puede afectar severamente la salud y la calidad de vida de las personas que la padecen, pero es tratable y sobre todo en su versión tipo 2, prevenible.

Causas de la diabetes

El organismo utiliza la glucosa (azúcar) de los alimentos como combustible, pero necesita de la insulina para hacerlo, porque esta es la hormona que se necesita para llevar el azúcar desde la sangre a los tejidos de los los órganos.

La insulina se genera en el páncreas, órgano ubicado a la izquierda del abdomen; en el páncreas existen una células, denominadas Beta, que producen esta hormona.

Si disminuye o se frena esta producción de insulina, se produce la enfermedad llamada diabetes melitus, ya que los órganos tienen reducida su capacidad para detectar la glucosa circulante, la que se acumula en la sangre. Las células que no reciben esa glucosa en su interior, se pueden morir.

Órganos que afecta la diabetes

Este proceso lesiona los vasos sanguíneos y los nervios, y afecta todos los órganos, aunque los más afectados son: el corazón, las retinas de los ojos, los riñones y el cerebro. Otra consecuencia es la lentitud con que cicatrizan las heridas.

Síntomas de la diabetes

Los síntomas principales de la diabetes son - además de la mayor concentración de azúcar en la orina y en la sangre - una tendencia a que los pacientes cománm beban y otinen más de los habitual.

Tipos de diabetes y su tratamiento

Existen dos tipos de diabetes:

  • La diabetes melitus tipo 1 aparece súbitamente en niños y en adolescentes y su proceso se desencadena por la destrucción de las células Beta del páncreas y su tratamiento consiste en el aporte de insulina que el páncreas no produce, vía inyección.
  • La diabetes melitus tipo 2 es mucho más frecuente, de aparición progresiva y se desarrolla en adultos. Su causa tiene que ver por lo general con personas predispuestas genéticamente u obesas y se trata básicamente con dieta, medicación, en su caso insulina y ejercicios físicos.

Caso de diabetes tipo 2 y la obesidad

La relación directa que se establece entre la obesidad y la diabetes melitus tipo 2 ha sido recientemente puesta en tela de juicio por los resultados de un estudio, en el que se hace especial incidencia sobre el exceso de consumo de azúcar que viene incorporado a los alimentos, como la principal responsable de la endemia de diabetes.

A esta conclusión se llegó por las estadísticas que los países tenían respecto del consumo de azúcar por habitante, cifras con las que se demostró que la cantidad de diabéticos era directamente proporcional a la cantidad de azúcar consumida.

No todos estuvieron totalmente de acuerdo con esta conclusión aunque no descartan la importancia del hallazgo, pero siguen sosteniendo la relación directa entre diabetes y obesidad, ya que si bien consideran que el azúcar es muy utilizado como saborizante de los alimentos, creen que hay otras sustancias como el almidón, que tiene un grado alto glucémico y pudende análogamente perjudiciales.