¿Qué es la democracia? La preguna corresponde en la medida que la etimología griega de la palabra (demos, pueblo; krátos, poder) no parece aclaración suficiente. Es más: en este momento no hay idea-sistema político más controvertido en América Latina, ahora que se abrió una crisis con la destitución del Presidente Lugo, en Paraguay.

Los usos del término-idea ''democracia''

Así, mientras el Canciller del nuevo Presidente Franco, afirma que ''es el Senado quien representa la voz del pueblo'' y que en cambio ''1.500 personas que se manifiestan en una plaza a favor de Lugo'' no la representan; el ex-Presidente Lugo, que reapareció el domingo a las 00:15 en la TV Pública -antes de que fuera cortada la señal- dijo que ''el Congreso una vez más no respetó la voluntad del pueblo'' y que ''han destituido a la democracia, a la participación, no han respetado la voluntad popular y eso es antidemocrático''. Vemos también que bloques como el MERCOSUR, la OEA, apoyan a Lugo pero no a Franco.

Por lo tanto, es imposible desligar la idea-ideología-sistema democracia, de un contexto social, un desarrollo histórico, un marco jurídico-político, un concepto de ciudadanía, unos organismos de participación, un discurso, un sistema de alianzas hacia adentro y hacia afuera, y un debate ideológico con otros sistemas políticos que no son democráticos o que son antidemocráticos, e incluso combaten la democracia.

''Democracia'' en la antigua Grecia

El célebre discurso de Pericles permite una perspectiva de lo que en el siglo V a. C., se entendía por democracia. Se trata de un testimonio que recogió el historiador Tucídides en su Historia de la Guerra del Peloponeso. Ya en este detalle vemos que no hay discurso sin contexto. Estamos entre los años 431 y 404 a. C. y hay una guerra entre dos bloques o ligas políticas: la Liga de Delos, que apoya el sistema político ateniense (la democracia antigua) y la Liga del Peloponeso, que apoya el sistema político espartano (la oligarquía antigua). Encontramos en ese contexto todas las características que acabamos de anotar más arriba.

Dice Pericles en su discurso, pronunciado en el año 430 a. C.:

''Nuestro régimen de gobierno no pretende imitar al de nuestros vecinos; por el contrario, es un ejemplo para los otros. Nuestro gobierno es una democracia porque la administración no pertenece a unos pocos [oligarquía] sino a muchos. Cualquiera de nosotros, sea cual fuere su estado o condición, debe procurar el bien de la ciudad; y el desempeño de los cargos públicos es un honor que corresponde, no por derecho de clase, sino a quien se distinga por sus méritos y virtudes. La pobreza y el humilde origen no son impedimento para que el ciudadano digno y capaz ejerza las funciones públicas. En nuestra vida política y en nuestras relaciones privadas no existen privilegios; no recelamos unos de otros, ni nos ofendemos por lo que haga nuestro vecino, aunque no nos plazca [...]''.

Vemos aquí la no discriminación en función del origen social, la valoración del mérito personal, la igualdad de oportunidades en el acceso a los cargos, el igualitarismo social, la tolerancia, como cualidades esenciales de una democracia.

''Tenemos una gran estima y admiración por nuestra ciudad. En ella gozamos de nuestros bienes en la medida de lo necesario, sin ostentación ni vanagloria, cuidando la templanza, y cultivamos nuestro espíritu sin mostrarnos tristes ni abatidos. Nadie se avergüenza de confesar su pobreza, pero sí de caer en la abyección. Todos cuidan de las cosas que tocan al bien común, como si fuera de las suyas propias; y aunque estén ocupados de sus negocios particulares procuran mantenerse al corriente de la cosa pública. Consideramos que el que rehúye ocuparse de la política, no solo es un indolente, sino un hombre inútil y sin provecho [...]''.

Quiere decir que la democracia supone una ética de la participación política; la valoración de las personas por sus cualidades morales y no por su dinero, afán de lucro u ostentación material. Supone también la valoración y consideración del interés público y de los bienes públicos en primer lugar. Pericles también dice:

''Si se nos ocurre algo que estimamos bueno, tenemos por cierto, que consultarlo y razonarlo no impide realizarlo bien; creemos que conviene deliberar cómo debe hacerse una cosa antes de ponerla en ejecución. En lo que emprendemos usamos la osadía y la razón; tenemos la facultad de pensar antes de obrar y la conservamos aun en medio de la acción [...] Los mejores son quienes comprenden las miserias de la guerra y los beneficios de la paz, pero no se arredran de afrontar ningún peligro''.

Democracia es deliberar, consultar, analizar racionalmente las cosas en común antes de actuar, sin que esto signifique perder capacidad de iniciativa. También es desear la paz antes que la guerra y tener valor a la hora de afrontar dificultades.

En síntesis

Esta era la idea democrática hace más de 2.400 años. Comparémosla con los sistemas contemporáneos para ver hasta qué punto son democráticos o dejan de serlo, desde el punto de vista de estos ideales. Hay que aclarar que era una democracia limitada, que no se extendía a toda la población, como podían ser los inmigrantes (metecos) o los esclavos.

También es importante aclarar que no obstante, ya entonces se había advertido que la pobreza, el endeudamiento y la exclusión social atentaban contra la democracia. Por eso el ideal último era el aumento del número de los ciudadanos-propietarios, con la suficiente holgura económica como para no terminar desalojados de sus tierras y esclavizado por deudas, que era el gran problema social de aquella época y de la nuestra.

Estas dificultades provocaron luchas sociales durante las cuales se plantearon proyectos y utopías. Diferentes ciudades desarrollaron sus propios ideales democráticos además de Atenas, como fue el caso de Corinto y de la misma Esparta en época romana.

Ver artículo anterior. Ver artículo siguiente.