Ayahuasca significa en quechua "soga de muerto", ya que en los pueblos nativos en que la utilizan, plantean la metáfora de que permite que el espíritu salga del cuerpo sin que éste muera. Se trataría pues de la soga que mantiene al espíritu unido con el cuerpo durante el trance.

Cómo se obtiene la Ayahuasca

Se obtiene de una mixtura de las plantas Banisteriopsis caapi o Banisteriopsis inebrians junto con otras que contienen DMT, como Psychotria viridis o Mimosa hostilis, que crecen en el valle del Amazonas, al este de Ecuador y en algunos poblados de Perú, Venezuela y Colombia.

Los chamanes emplean piedras con las que machacan las cortezas de los Banisteriopsis, en concreto de b. caapi y b. inerbrians. Posteriormente se hierve lo obtenido, produciendo un brebaje de color marrón y con olor a madera. Seguidamente se cuela el agua y tras diez horas de elaboración que ha durado este proceso ya está listo para ser tomado.

Por qué tiene efectos alucinógenos

El principio activo de la Ayahuasca es el dimetiltriptamina (DMT). Este alcaloide se encuentra de forma natural en el cerebro, en la glándula pineal, y se consifera un neurotransmisor. Se trata de un psicodélico de corta duración de la familia de las triptaminas, sin embargo, es el alucinógeno natural más potente que se conoce.

Sus propiedades se manifiestan en los humanos pues la unión entre esta molécula a otras que provocan la inhibición de la monoaminooxidasa (IMAO), por lo que se fomenta una rápida metabolización.

La DMT, también se puede consumir de forma independiente de un IMAO, siendo sus efectos menores y pudiendo durar entre 5 y 30 minutos. De forma oral, los efectos de la dimetiltriptamina, son nulos (a excepción de si se mezcla con una planta del género banisteriopsis, como ocurre con la Ayahuasca) sin embargo cuando la DMT se fuma o se inyecta, llega directamente al cerebro y produce entre otros breves efectos, la visión de colores y formas caleidoscópicas.

El etnobiólogo, McKenna analizó ocho muestras de ayahuasca y encontró que contenían de media: un 65 % de harmina, un 22% de TTH, 6% de harmalina y un 8% de DMT.

Cuáles son sus propiedades

La Ayahuasca forma parte de los ritos de las tribus indígenas del Amazonas. El brebaje que se toma en estos ritos sirve para depurar el organismo, facilita la toma de decisiones, predispone a la meditación, equilibra energías y despierta la intuición.

A nivel físico provoca relajación de los músculos, somnolencia, pasando por posibles alteraciones en la actividad motora y vómitos.

Recientes estudios apoyan la eficacia de la ayahuasca en el tratamiento de las adicciones (El tratamiento y manejo de la dependencia de sustancias con Ayahuasca: Reflexiones sobre la investigación actual y futura, Caiuby, B. et al.)

El ritual

La ceremonia del Ayahuasca se realiza por la noche y está presidida por un chamán o ayahuasquero. Cuando todos los asistentes están sentados, él se levanta y expira el humo de su machao, formando un círculo alrededor de ellos, con el fin de alejar las energías negativas.

En la realización de la ceremonia intervienen: el humo de tabaco, ícaros, agua de Florida, alcanfor, limón, imposición de manos y shacapa.

Este sanador realiza movimiéntos energéticos sobre el cuerpo del enfermo mientras entona unos cánticos conocidos como ícaros, que serían el homólogo de los mandalas budistas. Mediante estas canciones, el chamán dirige y transmite parte de su energía. Los ícaros también se entonan con el fin de cargar energéticamente los objetos dispuestos para la ceremonia. El chamán también emplea esta melodía con el ayahuasca antes de proporcionárselo al enfermo.

La ceremonia se da por finalizada cuando todos están sanados. Entonces no deberán ingerir alimento hasta las 12 horas del día siguiente, en que se romperá el ayuno ingiriendo cebolla con sal y limón.

Legalidad de su consumo

Pese a no existir datos en los que se clarifique casos de dependencia física, psicológica, tolerancia o muertes por intoxicación, es ilegal en la mayoría de los países (no ocurre así en los productores de esta sustancia).

Sin embargo sí se conoce su peligrosidad en la combinación con hipnóticos, antidepresivos, analgésicos, alcohol y una larga lista de productos, especialmente que alteran el estado psicológico.