El prozac es un medicamento antidepresivo cuya función consiste en restaurar los niveles de serotonina a sus valores normales. Este es su principio básico. Su utilización está indicada para las depresiones severas y otros trastornos, obteniéndose los primeros resultados al cabo de unas cuatro semanas de tratamiento. Puede decirse que se trata de uno de los medicamentos más conocidos y populares de este siglo, convirtiéndose también en uno de los más vendidos del mundo.

Uso e indicaciones del prozac

El prozac, cuyo principio activo es la fluoxetina, está indicado sobre todo en los casos de depresión, asociada o no a síntomas de ansiedad. Otros trastornos en los que se utiliza son los desórdenes obsesivos compulsivos, cuando estos interfieren en las actividades laborales y sociales del individuo de un modo negativo.

El trastorno de pánico, en el que puede estar incluida la agorafobia, es otro aspecto en el que se contempla el uso del prozac. La bulimia nerviosa, cuando va de moderada a severa, también puede ser tratada con prozac de un modo efectivo. La utilización del prozac en el trastorno disfórico premenstrual se recomienda cuando los síntomas incluyen la depresión, la ansiedad y otros síntomas físicos de carácter severo, como el dolor articular, las cefaleas, edematización de mamas o aumento de peso, entre otros.

Contraindicaciones del prozac

En la administración del prozac se debe tener especial cuidado en los pacientes que padezcan enfermedades como la diabetes mellitus, claustrofobia, el mal de Parkinson, afecciones renales o hepáticas o cuando se está embarazada. En este último aspecto, tanto para el embarazo como para la lactancia, debe sopesarse, por parte del especialista, si la relación entre el beneficio y el riesgo va a ser realmente favorable para el paciente. En caso contrario siempre será mejor no administrar el medicamento.

No se ha comprobado en la experimentación animal que influya en el embarazo, sin embargo no siempre concuerdan los resultados con animales con los que se obtienen con humanos. Por otra parte sí está demostrado que la flouxetina se segrega en la leche humana, razón por la que no se recomienda su uso durante el periodo de lactancia.

Efectos secundarios del prozac

Durante el tratamiento con este producto, algunas personas pueden manifestar algunos efectos indeseables, como dificultades respiratorias, exantemas cutáneos y en ocasiones dolor en el pecho. Otros efectos más alarmantes son la aparición de fiebre, los dolores articulares o musculares, hipoglucemia, palidez, convulsiones, cefaleas, arritmias, disnea, visión borrosa, piel oscura en dedos de manos y pies, hambre fuera de lo común, vómitos o diarreas. Otros síntomas adversos se dan con muy poca frecuencia.

El prozac no debe mezclarse con la ingesta de alcohol ni tampoco suministrarse a menores de doce años. Tampoco es conveniente interrumpir el tratamiento, tanto por lo que respecta a su eficacia como a sus efectos secundarios.

Precio del prozac

El prozac es un medicamento de los Laboratorios Dista. Los precios que se recogen a continuación, incluidos los precios de referencia, están actualizados en abril de 2012 y son aplicables al territorio español:

  • Caja de 20 mg./5 ml. solución 70 ml.............................6.51 €.......Precio ref. 3.12 €
  • Caja de 14 comprimidos dispersables 20 mg.........11.35 €.......Precio ref. 3.12 €
  • Caja de 14 cápsulas 20 mg............................................6.51 €.......Precio ref. 3.12 €
  • Caja de 20 mg./5 ml. solución 140 ml........................13.00 €.......Precio ref. 6.02 €
  • Caja de 28 cápsulas 20 mg..........................................13.00 €.......Precio ref. 6.02 €
  • Caja de 28 comprimidos dispersables 20 mg.........22.71 €.......Precio ref. 6.02 €
  • Caja de 4 cápsulas 90 mg. (semanal).......................20.14 €.......Precio ref. 3.87 €

El prozac y el efecto placebo

Tanto la utilización como la efectividad del prozac ha sido cuestionada en varias ocasiones. Algunos estudios ponen en evidencia su escasa utilidad en según qué casos. Tal como señala la publicación PLoS Medicine, el principio activo del prozac tiene el mismo efecto que la ingesta de pastillas hechas con sustancias inocuas. Es decir; lo que se conoce como efecto placebo. Eso sí; estos resultados se han efectuado con personas que padecían depresiones entre leves y moderadas. Al parecer ocurre otro tanto con antidepresivos como la venlafaxina o la paroxetina. En definitiva, como apunta el estudio, solo funcionan cuando se trata de depresiones severas.

Una explicación adicional a la escasa eficacia de este medicamento, en algunos casos, y según otro estudio publicado en los Estados Unidos –Anales de la Academia Nacional de las Ciencias–, estaría relacionado con el uso al mismo tiempo de antiinflamatorios, como puede ser la conocida aspirina. Según parece, esta combinación reduce notablemente la eficacia del prozac.

Si el artículo te ha parecido interesante ayuda a su difusión con un clik en "me gusta".

Podéis seguir mis artículos en Twitter.