En general, se habla de una situación de déficit, en una organización pública o privada, cuando los gastos corrientes son superiores en cantidad a los ingresos corrientes.

Tipos de déficit

En el caso del Sector Público, que es en el que más se ha estudiado la situación de déficit, reina, sin embargo, una gran confusión a la hora de especificar a qué tipo de déficit nos estamos refiriendo en cada caso. Sobre todo, en las informaciones de los medios de comunicación.

Los tipos de déficit más relevantes, en cuanto a la política económica, son los que se refieren a continuación.

Déficit presupuestario

El Déficit presupuestario alude a la diferencia entre los gastos corrientes y los ingresos corrientes, previstos en los presupuestos de una entidad pública, o bien, resultando de la ejecución presupuestaria, aunque no estuviera previsto.

Se produce déficit presupuestario cuando los gastos superan a los ingresos, y se produce superávit presupuestario cuando los ingresos superan a los gastos.

Tanto el déficit como el superávit se refieren al ejercicio presupuestario o año fiscal. Y, al tratarse de gastos e ingresos corrientes, no incluyen la deuda pública en su cálculo.

Déficit público

La expresión “Déficit público” es equivalente a “Déficit presupuestario”.

Déficit del Estado

Cuando se habla de Déficit del Estado, se alude, en un país con una forma descentralizada de gobierno, al déficit presupuestario del gobierno central (o, en su caso, del gobierno federal).

Es decir, cuando se habla de Déficit del Estado, por ejemplo, en España, se refiere al déficit de los Presupuestos Generales del Estado. No incluye, por tanto, el déficit de las Comunidades Autónomas o de los Ayuntamientos y demás entidades locales.

Déficit primario

La expresión “Déficit primario” designa el resultado de sumar la Deuda Pública al Déficit del Estado.

Déficit comercial

El Déficit Comercial describe la situación en la que el comercio exterior de un país presenta un saldo negativo en lo que respecta a la relación entre importaciones y exportaciones de bienes. Se excluyen, por tanto, los servicios.

Es decir, existe un déficit comercial en un país, cuando las importaciones de bienes exceden a las exportaciones.

Déficit de Caja

Se dice “Déficit de Caja” para expresar la situación en la que los pagos realizados de modo efectivo exceden a los ingresos recibidos, también, de modo efectivo.

Esta definición puede formularse también aludiendo a que las salidas de caja son superiores a las entradas en la misma, en un periodo determinado.

Existe, por tanto, la posibilidad de que se produzca un déficit de caja sin que haya un déficit presupuestario real, cuando los plazos de vencimiento de los pagos terminan, en un momento dado, antes que los plazos de vencimiento de los cobros.

Déficit de Balanza de Pagos

El Déficit de Balanza de Pagos, o una Balanza de Pagos negativa, define la situación en la las transacciones económicas que requieren pago efectivo (es decir, monetario), sobrepasan a las transacciones económicas que requieren ingresos efectivos. Todo ello, independientemente de si el pago o el ingreso han sido realizados ya en la realidad.

La forma más común de déficit en la Balanza de Pagos se produce en el comercio exterior. Cuando existe un déficit de la Balanza de Pagos en un país, esto indica que las transacciones económicas que requieren salida de divisas (importaciones de bienes o servicios, inversiones de capital en el extranjero) superan a las transacciones económicas que comportan un entrada de divisas (exportaciones de bienes o servicios, importaciones de capital).

Déficit exterior

La expresión “Déficit exterior” se refiere, simplemente, a la posición deudora de un país con respecto a otros, en cuanto a que sus ingresos por exportaciones son inferiores a sus gastos por importaciones.

Déficit fiscal

El Déficit fiscal alude a una diferencia negativa entre los gastos e ingresos del gobierno en la ejecución del presupuesto. Es decir, se trata de la diferencia efectiva y real, no de la presupuestada.

Déficit por Cuenta Corriente

El Déficit por Cuenta Corriente se refiere al saldo negativo de la Balanza de Pagos de un país determinado, excluyendo los movimientos de capital. Es decir, para este concepto, sólo se tiene en cuenta las transacciones económicas que afectan a bienes y servicios y las transferencias.