El Centro Andaluz de Arqueología Ibérica es un espacio científico que desarrolla un programa de investigación en torno a la Cultura de los Iberos. Trabajos con los que pretende, según consta en su página Web: “Garantizar un adecuado estado de protección para sus restos patrimoniales y hacerlo, además, en el marco de un modelo de difusión que permita transferir adecuadamente los resultados a los ciudadanos”.

Trabajando desde 1988

El Centro Andaluz de Arqueología Ibérica se creó en el año 1998, en el marco del II Plan Andaluz de Investigación. Sin embargo su origen se localiza en el año 1995, cuando se crean centros de excelencia que faciliten el desarrollo científico de Andalucía.

En ese contexto, el Parlamento de Andalucía aprobó una Proposición No de Ley por la que se pedía la creación de un centro de investigación destinado al estudio de la Arqueología Ibérica con sede en la Universidad de Jaén.

De esta manera se reconocían las investigaciones desarrolladas sobre Arqueología Ibérica en Jaén; y la propia riqueza patrimonial de la provincia.

Al respecto, los responsables explican lo siguiente en su portal: “En todo caso el Centro no se entendía como un organismo de carácter provincial sino de ámbito andaluz y con vocación de ser un instrumento para el desarrollo de la investigación sobre la Arqueología Ibérica en todo el territorio andaluz”.

El grupo está dirigido por Arturo Carlos Ruiz Rodríguez.

La Cultura Ibérica

La Cultura Ibérica es de vital importancia para explicar la historia de Andalucía. Así, fue el primer pueblo que empleó la escritura en la Península. Pero, también, construyó las bases de lo que hoy se conoce como “estrategia agrícola mediterránea”; o haber definido para el Valle del Guadalquivir como un modelo de relaciones políticas en el que el poder no se justificaba desde la divinidad, sino desde el potencial humano.

En este sentido, desde el Centro Andaluz de Arqueología se afirma lo siguiente: “La Cultura de los Iberos ha dejado además en Andalucía un importante legado patrimonial que tiene su mejor expresión en las excelentes fortificaciones de sus oppida, en la arquitectura funeraria, en la narrativa y técnica escultórica o en la orfebrería y toreútica, patrimonio que debe constituirse en un factor de identidad en la Cultura Andaluza”.

Investigaciones en dos niveles

El Centro Andaluz de Arqueología Ibérica ha iniciado durante el II Plan Andaluz de Investigación diferentes investigaciones que se han ordenado en dos niveles:

  • Primer nivel: La relación Pasado-Presente. Donde se recogen las siguientes propuestas: Investigación desde el presente sobre el pasado; investigaciones desde el pasado sobre el presente; y trabajos sobre metodología arqueológica.
  • Segundo Nivel. La relación Protección-Difusión. Aquí se incluyen los siguientes trabajos: protección patrimonial; difusión (edición especializada de resultados; organización de encuentros y congresos; difusión genérica de conocimientos a través de exposiciones o de soportes informáticos que impliquen experimentación en tratamiento de imágenes; y elaboración de documentación pedagógica que den a conocer el interés que para la Cultura tiene el conocimiento del Patrimonio Ibérico).

Hallazgos

Las excavaciones que se realizan en Jaén en torno a los Iberos están siendo muy fructíferas. De este modo, por ejemplo, estos trabajos unas excavaciones realizadas en la localidad de Puente Tablas (Jaén) han definido la organización del sector de la Puerta Sur del oppidum de la Plaza de Armas de la localidad .

Según consta en la página Web del centro arqueológico: “En esta área se ha documentado una estela esquemática que representa a la posible divinidad tutelar de la ciudad en el siglo IV a. n. e. Esta pieza define el espacio de entrada a la ciudad por esta puerta sur, pues demarca –con un fuerte carácter ritual- el acceso. Se define como una estela de 1 metro aproximadamente de alto, que sintetiza, con fuerte carácter esquemático, rasgos de la deidad, como el atuendo o el gesto y la ofrenda. Su localización, la línea de entrada a la ciudad, junto a la orientación de la puerta estarían relacionadas con los equinoccios, pues en esta fecha la luz del sol, al amanecer, entra directamente por el vano de la puerta e ilumina a la imagen divina”.

De otro lado, hay que señalar también que el centro también realiza unas excavaciones en la antigua ciudad de Cástulo. Estas intervenciones las dirige Marcelo Castro y suponen la continuidad del proyecto financiado por Consejería de Economía, Innovación y Ciencia, iniciado en el año 2011.

Hasta el momento, se ha descubierto parte del foro romano de esta ciudad y un templo imperial muy bien conservado.