"¡Qué curioso, curiosísimo!", como a Alicia en el país de las maravillas, parece el artículo publicado en el Daily Bhaskar.com, lo que llama la atención y despierta particular interés. De acuerdo a la información emitida, para la astrología védica el consumo de leche antes de salir para el trabajo se considera malo porque puede arruinar la jornada laboral.

Al parecer, los astrólogos de la India afirman que muchas personas sufren durante toda su vida y aunque trabajan duro, todo el trabajo es en vano porque, por lo general, sufren de "kalsarpdosh' o 'pitra dosha '. De ser el caso, los asesores aconsejan como parte de la curación o alivio, ofrecer productos lácteos de vaca a deidades como la cobra, una de las serpientes mas venenosas del mundo, para deshacerse de estos 'doshas', pecados o maleficios.

La leche y la vaca sagrada Kamadhenu

En la mitología hindú, Kamadhenu es una vaca divina, la santa sagrada de los deseos, en la cual a su vez todas las deidades habitan.

Cada parte del cuerpo de Kamadhenu tiene un significado religioso.: las cuatro patas simbolizan los cuatro Vedas, sus pezones las cuatro Purusharthas, los cuernos simbolizan los dioses, la cara simboliza el Sol y la Luna, los hombros es Agni y las patas los Himalayas.

En los rituales hindúes, los devotos acuden a ella y ofrecen leche a las deidades, entre ellas las cobras, para que les concedan sus aspiraciones y anhelos. Simbólicamente cuando la serpiente está asociada al Árbol de la Vida es benéfica, sin embargo cuando está asociada al Árbol del Conocimiento es maléfica.

¿Qué es el Pitra Dosha?

Para la astrología védica, si bien la vida de un individuo es la combinación de felicidad y tristezas, algunas personas parecen a estar destinadas a sufrir durante toda su vida calamidades como incapacidad para tener hijos o un trabajo, la pérdida de dinero, dificultades profesionales o conflictos familiares. Los astrólogos consideran que por seguridad tienen un Dosha y el más fuerte es el Pitra Dosha obtenido de nacimiento por el karma de sus ancestros.

Los Pitras son los antepasados que murieron sin tener tiempo de limpiar su espíritu, por lo que están extremadamente inquietos y tristes, y esperan obtener su redención a través del karma de sus sucesores. Debido a esto, la gente realiza ofrendas para la pacificación del Pitra Dosha o del alma en pena. .

Las personas que nacen con este karma heredado por sus ancestros, generalmente tienen al Sol y a Rahu en conjunción en la novena casa en la carta natal, dibujada por el método de la astrología védica,

Rahu para la astrología india

Rahu en sánscrito equivale al Nodo Norte en la astrología occidental y de acuerdo con la mitología hindú, representa una cabeza de dragón y el nodo sur la cola. Es también el punto de éxito, el nodo que da poder logrando transformar a los enemigos en amigos, y no regula a alguno de los signos del zodiaco ya que no es un planeta.

La novena casa es el área de la fortuna en la carta natal védica. Tiene una gran importancia porque representa al padre, el progreso, la edad, la promoción y la espiritualidad.

Si existe una conjunción entre el Sol y Rahu en esta casa se forma un Pitra Dosha. Si la persona que lo tiene recibe el apoyo tardío de su suerte, tiene que luchar mucho en la vida para lograr el éxito en el frente de trabajo. Según las escrituras védicas, cuando esta coincidencia astral se produce en la carta natal, los buenos augurios de esa casa serán removidos.

Las personas nacidas con un Rahu desfavorable, generalmente son representadas por los ladrones, los magos, las brujas, las prisiones, los lugares aislados, las áreas deshabitadas, las plantas con espinas, los cementerios y el veneno de las serpientes.

Es por ello que parece conveniente y hasta preventivo, ofrecer la leche bendita en nombre de la vaca sagrada Kamadhenu y las deidades contenidas en ella, a las serpientes para eliminar o reducir los doshas y especialmente el Pitra Dosha, y no alimentar la posibilidad de consagrar bebiéndola lo que pudiera estar dañado o maldito de nacimiento, y menos antes de ir a trabajar.