"Cañas y tapas a un euro", "Dos cañas por el precio de una", llama la atención, ¿verdad? Rótulos como estos o similares son los que emplean muchos establecimientos para captar a su clientela. Y es que, comer bien no está reñido con comer barato. En tiempos de crisis hay que apretarse el cinturón, pero sin dejar de lado el ocio y el turismo. Muchas son los bares de tapas y restaurantes que ofrecen a los turistas y a los propios residentes precios que impactan.

Comer barato; junto a la bebida, tapa gratis

El precio, el más barato; el tamaño, el más grande; y la variedad, la más amplia, esto es lo que busca el cliente potencial de los bares de tapas. Y Granada, es una de las pocas ciudades que ofrece junto a la bebida una tapa gratis. Además, ya sea mesón, taberna, bodega o bar, en muchos de ellos, es posible elegir la tapa entre las diferentes especialidades de la casa.

Algunas de las tapas más típicas de Andalucía son el puchero, el guiso de caracoles, las croquetas de pollo, la ensalada de gambas, el pincho moruno, la tostada de huevo de codorniz, las albóndigas en salsa de tomate o una rica ensalada de lentejas, junto a la ya universal tortilla de patatas.

Un tour de tapas en Granada, el paraíso del tapeo. Dónde comer bien

La ciudad de Granada, en Andalucía, ofrece un ambiente de lo más cosmopolita. La posibilidad de degustar comidas típicas hasta las tapas más vanguardistas, su patrimonio cultural y el ambiente universitario convierten a la ciudad en una de las favoritas. Desde la Plaza del Carmen, el Ayuntamiento de Granada propone diferentes rutas:

  • La ruta del Ayuntamiento-Navas. Una de las mejores rutas para comer bien. En la calle Navas, sin ir más lejos, el visitante podrá encontrar bares de tapas que ofrecen desde las típicas de pescado y marisco hasta las clásicas "patatas bravas" (con tomate y salsa picante).
  • La ruta Albaicín-Elvira-Paseo de los Tristes. Una zona repleta de bares y restaurantes dónde se puede comer barato y degustar los platos más típicos de la ciudad.
  • La ruta Realejo-Campo del Príncipe. Dicen quienes han pisado sus calles que las mejores tapas de bar se encuentran en Realejo. Amplias porciones de calamares fritos acompañados de boquerones o exquisitos pinchos morunos se convierten en un excelente muestrario de la gastronomía española.
  • La Plaza de Toros. Es una de las mejores zonas para el tapeo. Sus bajos comerciales están repletos de restaurantes y bares.

Hacer turismo en Granada; la Alhambra, uno de los lugares imperdibles

El monumento más emblemático de la ciudad es la Alhambra. Esta consta de una Alcazaba, los Palacios Nazaríes y los Jardines del Generalife. Para sacar el máximo partido a su viaje, la Alhambra organiza visitas nocturnas.

El Paseo de los Tristes debe su nombre al hecho de que los cortejos fúnebres lo recorrieran antes de llegar al cementerio, ubicado detrás de la Alhambra. Los granadinos lo tildan del lugar más fresco de la ciudad.

La Catedral y la Capilla de los Reyes Católicos. La Catedral se asienta sobre la mezquita nazarí de la ciudad. Destaca la Capilla Mayor, dónde se pueden contemplar las esculturas orantes de los Reyes católicos.

El Monasterio de La Cartuja se encuentra en el barrio de la Cartuja, ya fuera del ámbito turístico, y destaca el hecho de que antes de su construcción la zona fuera un amplio terreno de huertas y pastos.

En definitiva, comer bien y, además, visitar la ciudad puede resultar un plan ideal. Para los más organizados, se puede obtener un bono turístico que incluye la entrada gratuita a los principales monumentos de Granada.