Hoy en día consumimos lo que el mercado nos pone en el congelador y en la alacena; y precisamente esto implica un desequilibrio total en nuestro cuerpo, pues no recibe los nutrientes necesarios para funcionar correctamente. Es aquí cuando aparecen los trastornos de piel o sobrepeso, enfermedades, agotamiento y bajo rendimiento.

Si vives en la sociedad occidental, seguramente tu organismo está intoxicado por lo que consumes. Quiérete y toma nota de los siguientes tips para purificar tu organismo internamente, y verás rápidamente los resultados por fuera y por dentro:

Bebida desintoxicante

Comienza bebiendo una taza de agua con un limón exprimido. No le pongas azúcar, bébelo así al levantarte por las mañanas antes de cualquier comida. Esto elimina las toxinas en tu organismo por las propiedades del limón. Experimentarás una mejoría en tu piel; si sufres de acné verás cómo empieza a disminuir, y tu cutis lucirá más joven y saludable, ya que el limón es un antioxidante, que incluso te ayudará a bajar de peso si es lo que buscas.

Cambia tu alimentación

Empieza a preparar tus propios alimentos. Algo típico de nuestra sociedad es que compramos todo ya hecho, solo tienes que desampacar y calentar. Lo ideal sería que comenzaras a caminar por los mercados y comprar una gama de alimentos naturales diferentes, así como adoptar el hábito de cocinar.

Un extra tip sería cambiar el aceite común por aceite de oliva o aceite de coco; esto implementa una interminable lista de beneficios extras para la desintoxicación, la conservación del peso y la salud del corazón, y además previene enfermedades y protege a distintos órganos, incluyendo los riñones, el hígado, etc.

Frutas y verduras al por mayor

Llena tu cocina con frutas y vegetales de colores, sobre todo colores verdes, y aquellos que tengan mucha agua, como la sandía, limas, toronjas, piña, pepinos, etc., ya que normalmente son los más antioxidantes y depurativos.

No a la carne roja

Evita el consumo de carnes rojas, ya que son muy difíciles de digerir para el organismo, y si algo es necesario para purificarnos es elegir alimentos de rápida absorción y digestión. Opta por pescados y legumbres, soja, tofu y un poco de pollo, pero no abuses mucho de las aves de corral, ya que también contienen grasa.

Bebe agua

Bebe por lo menos dos litros de agua diarios. Esto seguro ya lo sabías, pero ¿lo aplicas? Si no, ¿cómo sabrás que realmente es beneficioso? Procura evitar o limitar los jugos de frutas del supermercado, ya que contienen una altísima cantidad de azúcar. Y si quieres desintoxicarte, necesitas olvidarte del azúcar; si no puedes hacerlo en su totalidad, por lo menos disminuye su consumo notablemente.

Desintoxica tu mente

Realiza ejercicios como yoga o pilates. La mente también necesita ser purificada, recuerda que la mente y el cuerpo no son dos entidades independientes, sino que están íntimamente relacionados, y muchas dolencias que se sufren hoy en día, como dolores de cabeza o musculares o exceso de cansancio, no se deben a la edad sino a una mala gestión de las emociones que se refleja en el cuerpo.

Siguiendo este plan, en 3-7 días empezarás a ver resultados increíbles en tu salud. Cuídate y quiérete, que tu cuerpo te acompañará por muchos años. Y hay que darle mantenimiento si quieres que dure, ¿no?