Durante mucho tiempo, cierto tipo de música ha estado prohibida en China. Se consideraba que el punk o el rock contaminaban espiritualmente a la juventud del país.

"Caramelos", novela prohibida

La editorial La Factoría de Ideas traduce al español la novela prohibida "Caramelos", de la novelista Mian Mian. En ella se narra la relación entre una joven y un músico, y la caída de esta por una espiral de drogas y alcohol, mientras se refleja el panorama musical de la época.

Nacida en medio de fuertes contradicciones musicales y culturales, la obra de Mian Mian se ha visto sometida a una fuerte censura. Sus libros han estado prohibidos durante muchos años y de hecho han aparecido en otros países antes que en el suyo propio.

Mian Mian

Nacida bajo el nombre de Wang Shen en 1970, Mian Mian pertenece a una familia de intelectuales chinos. A los dieciséis años comenzó a escribir ficción, a la vez que trabajaba en un club de jazz y posaba desnuda para diversos fotógrafos. Sus obras han sido consideradas escandalosas en China, porque se las consideraba que contaminaban a la juventud del país y que daban una imagen distorsionada de la misma al presentar la fiesta como el mayor de sus intereses. Sin embargo, su forma de escribir cruda apasiona a sus fans. Entre sus novelas destacan Candy, Les Bonbons chinois, y Todo niño bueno merece comerse un caramelo.

A pesar de haber nacido cuando tuvieron lugar los disturbios de la Plaza de Tianamen, Mian Mian se reconoce budista y se opone a la idea del victimismo. Declara que para ser escritor no tienes que ser conocido y sólo concede entrevistas cuando está de promoción.

El punk en China

A pesar de ser un país que absorbe compulsivamente las tendencias de otros lugares y que tiene fama de crear su propio estilo, lo cierto es que la férrea dictadura china hace que incluso clásicos como Bob Dylan hayan visto vetadas en un momento u otro algunas de sus canciones.

No obstante, hace unos años comenzó a prestarse atención al fenómeno del punk dentro de las fronteras del país del Sol Naciente. Fue de este modo como se filmó en 2004 el documental Beijing Bubbles, sobre el punk chino. Realizado por dos periodistas alemanes, se centra en bandas de nuevo cuño como los Joyside, que reconocen a los Sex Pistols o a Los Doors como principales influencias.