Para el año 2030 la NASA tiene pensado enviar un vuelo tripulado a Marte y a otros destinos del sistema solar y se lo ha planteado como una meta posible, sobre todo por los resultados de las investigaciones de los últimas sondas y los robots enviados al espacio y en especial al planeta rojo, como el rover de la misión del Curiosity.

Con estos objetivos, la agencia espacial norteamericana junto con la agencia espacial rusa Roscosmos, anunciaron que enviarán en el año 2015 a los astronautas Scott Kelly - estadounidense - y Mikhail Kornienko - ruso - a la Estación Espacial Internacional - EEI - por un año.

Objetivo en la EEI

Los astronautas viajarán en una nave rusa Soyuz que despegará desde Baikonur, en Kazajistán, en el año 2015, y estarán un año a bordo del laboratorio espacial de la EEI, que orbita a una distancia aproximada de 300 kilómetros de la Tierra, regresando los astronautas al mismo lugar desde donde partieron.

El objetivo de la misión es investigar las reacciones del cuerpo humano y su adaptación al medio ambiente espacial por un plazo prolongado, reproduciendo las condiciones que tendrían en un viaje largo por el sistema solar.

Las misiones de la tripulación permanente de la EEI tienen una duración máxima de 6 meses y se van reemplazando. Sería la primera vez que se experimenta con un plazo de 12 meses; sin duda que la información que se recopile en ese plazo de permanencia en el espacio será relevante para evaluar su salud, su rendimiento laboral y su capacidad de sobrellevar la vida en la estación por parte de los cosmonautas. Los datos servirán para establecer con más certezas los protocolos de reducción de los eventuales riesgos relacionados con la presencia en el espacio.

Elección de los dos astronautas

Por las declaraciones de los responsables de ambas agencias, la elección de quienes irán a la misión fue difícil, atento a la cantidad de posibles candidatos.

Tanto el director adjunto para Operaciones y Exploraciones Humanas de la NASA, William Gerstenmaier, como el director de Roscosmos, Vladimir Popovkin, felicitaron a los elegidos Kelly y Kornienko, por ser elegidos; en ambos casos destacaron su experiencia y calificación profesional ya demostrada en la EEI.

En este sentido Popovkin dijo: "Hemos elegido a los miembros de la tripulación más responsables, hábiles y entusiastas para expandir la exploración espacial, y tenemos plena confianza en ellos."

La elección para la misión hará que ambos astronautas empiecen a partir de 2013 un programa especial de entrenamiento por 2 años, a llevarse a cabo en Estados Unidos, Rusia y en otros países participantes del proyecto internacional de la Estación Espacial Internacional.

El cosmonauta ruso Mihail Kornienko

Kornienko es un paracaidista retirado de las Fuerzas Armadas de Rusia con experiencia en la industria espacial desde 1986. En la aviación, Kornienki tiene como especialidad los sistemas de vuelo, en la que instruyó en el Instituto de Aviación de Moscú, del que es recibido..

En 1998 ya había sido seleccionado como candidato para formar parte de la tripulación rusa de la EEI, participando de las expediciones 23 y 24 en el año 2010, por lo que ya tiene más de 176 días de experiencia en el espacio.

El astronauta estadounidense Scott Kelly

Kelly, por su parte, es capitán de la Armada y fue piloto y comandante de misiones de los transbordadores espaciales de la NASA, en 1999 y 2007.

Su presencia en el espacio en la EEI es de unos 180 días, ya que participó en la expedición 25 del año 2010, en la que tuvo funciones de ingeniero de vuelo y en la expedición 26 del año pasado, en la que fue comandante.

Como dato curioso, Scott Kelly tiene un hermano gemelo - Mark Kelly - quien también es astronauta - ahora retirado - ; Mark Kelly es conocido por ser quien comandó la última misión del transbordador Endeavour hace pocos meses, en el año 2011.