El coco es una fruta tropical, con un aroma y sabor deliciosos y con características únicas, que otras frutas no poseen.

Tanto su agua, como su pulpa son beneficiosas para la salud, a parte de tener un sabor único. Lo mejor de todo es que el coco es muy fácil de encontrar en países tropicales, sencillo de sembrar y muy abundante también.

De esta fruta se pueden sacar varias cosas, derivados, tanto para la salud física y para la estética de la persona, por lo que es considerada como una fruta completa para su uso y consumo.

A pesar de que estudios anteriores le dieron mala fama al coco, diciendo que produce colesterol; los estudios recientes demostraron que aquel colesterol es del bueno y por ende no causa daño al organismo.

Propiedades y beneficios

La pulpa de coco es una gran fuente de vitaminas, como E, C, ácido fólico, calcio, fósforo, potasio y magnesio. Cuando la pulpa es más gruesa tiene mayor cantidad de fibra, grasa vegetal y nutrientes beneficios para las personas.

Incluso el consumo de coco puede reemplazar una comida completa, hablando en términos de energía calórica.

El agua de coco no solo es rica de sabor, ya que contiene vitamina B y minerales para recuperar electrolitos perdidos mediante la sudoración. Tomar agua de coco puede reemplazar el consumo de bebidas energizantes para deportistas.

El jugo de pulpa de coco puede ayudar incluso a mejorar la digestión y a eliminar todo tipo de parásitos intestinales, ya que puede servir como un potente purgante.

El consumo de la pulpa de coco ayuda a proteger los riñones y por ende también protege todo el sistema urinario de las personas (sobre todo mujeres).

Consumir coco puede contribuir a que la persona mantenga un estado de relajación, gracias a su contenido de potasio.

Ayuda a retardar el envejecimiento de la piel, debido a que contiene vitamina E, motivo por el cual es elegido para hacer productos para la estética.

Usos

El coco tiene muchos usos, principalmente en la cocina y la repostería. Existe una variedad de recetas preparadas con coco, unas dulces y otras de sal, pero lo cierto es que en todos los casos el coco da un sabor exótico a sus recetas.

Están las galletas de coco, la cocada, dulces de coco, crema de coco, helados y recetas de sal como el encocado de pescado, que es una receta tradicional de la provincia de Esmeraldas en Ecuador.

También es muy usado en la línea de belleza, ya que hay una gama de productos para diferentes partes del cuerpo.

Están los productos para el cabello a base de coco, que le dan los nutrientes suficientes para que el cabello esté brillante y sedoso.

Los productos para la piel, en la mayoría de los casos previenen el envejecimiento de la misma y ayudan a humectarla.

También está el aceite de coco, que es un producto muy completo y beneficioso en muchos aspectos. Este aceite puede ser utilizado para cuidados del rostro (actúa como desmaquillante), para el cabello como un anti frizz, en las manos para evitar que se resequen y para humectar cualquier zona del cuerpo en general.

Si se desea limpiar el organismo, el zumo de la pulpa de coco en ayunas es ideal, puesto que hace las veces de un purgante, pero debe ser tomado en ayunas y no se debe comer absolutamente nada hasta después del mediodía.

Para combatir la tos se puede hacer un jarabe casero de coco, donde hay que majar la pulpa de coco y cocer a fuego lento con miel. Este jarabe debe ser tomado una cucharada cada tres horas.

Es importante incluirlo en la dieta de los niños, ya que por sus vitaminas, el coco les dará vitalidad, energía y contribuirá para su buen desarrollo.