La naranjilla también es conocida como lulo, obando, nuquí y coconilla y es un fruto de origen andino, que crece de forma espontanea en varios países.

Existen algunas variedades de este fruto y generalmente se cultivan en los países latinos como Ecuador, Perú, Colombia, Venezuela, Panamá y Costa Rica.

Este fruto es normalmente de clima templado, sin embargo existe una variedad capaz de crecer en climas más cálidos o costaneros, en esta variedad el fruto es más pequeño, más naranja y su sabor es distinto.

A parte de tener un buen sabor, entre dulce y ácido, tiene algunas propiedades muy convenientes para el organismo del ser humano y sirve para muchas cosas, al igual que muchas otras frutas que la naturaleza ha creado.

Propiedades y beneficios

La naranjilla es una gran fuente de vitamina C, que previene algunas enfermedades virales como la tos y la gripe y también contiene hierro, que ayuda a combatir la anemia creando glóbulos rojos y actúa como una gran alternativa de nutrición.

Es capaz de contribuir con el buen funcionamiento de los riñones y evitar problemas renales como retención de líquidos.

La semillas de la naranjilla tienen gran contenido de fibra, que ayuda al organismo para la digestión de los alimentos, evitando problemas como el estreñimiento.

El consumo regular de naranjilla contribuye a la disminución de grasas que producen el colesterol, ya que las atrapa y las elimina mediante la orina. Puede ser utilizada en la dieta, puesto que ayuda perder peso de una forma saludable.

Su contenido de vitamina A ayuda a mejorar la visión, evita la ceguera nocturna y previene la glaucoma.

También es una fuente de calcio, ideal para las mujeres, debido a que durante el periodo de gestación se pierde una gran parte del calcio para repartirlo al feto.

Usos

La naranjilla tiene propósitos nutricionales y correctamente preparada es capaz de cumplir funciones curativas de ciertas enfermedades.

Tomar jugo de naranjilla después de las comidas, hace que las grasas sean expulsadas y no se solidifiquen en el organismo.

En la etapa del desarrollo de los niños, es necesario darles jugo de naranjilla para evitar problemas como la anemia y problemas de la visión. Puede ser preparada como jugo o en forma de colada o en postres.

Cabe destacar que es mejor preparar los jugos cuando la naranjilla está cruda, puesto que si se la cocina pierde gran cantidad de las propiedades descritas y ya no tendría el mismo efecto.

También es necesario consumir el jugo de naranjilla al momento.Ya que pasadas unas horas este se fermenta y pasa a ser menos saludables y en algunos casos podría ser dañino.

Para combatir la anemia se puede utilizar la naranjilla, licuarla con malta, un par de huevos y tres o cuatro ramas de alfalfa. Se cuela este batido y se toma preferible en ayunas durante 7 días. Esto ayudará a que se produzca mayor cantidad de glóbulos rojos y con aquello la anemia de seguro desaparecerá.

Tomar a diario jugo de naranjilla durante el período de gestación, es muy conveniente para fortalecer los huesos de la futura mamá e incluso del niño que viene en camino y también se prevendrá la aparición de osteoporosis.

También es usada en postres (generalmente ácidos) y en recetas que llevan un toque agrio, como el Seco de Pollo, que es una receta de la gastronomía ecuatoriana.

Las frutas son una ventaja nutricional para los seres humanos y por ende es necesario aprovechar aquellas propiedades y tener una vida saludable.