Los programas para el desarrollo infantil son aquellos que promueven la preparación escolar por medio de la intensificación del desarrollo social y cognitivo de los niños y las familias.

Programas educativos para el desarrollo infantil

A través de esta educación, los niños participan en una gran variedad de actividades de educación preescolar. Estos programas pueden brindar a niños y niñas numerosas oportunidades para experimentar el éxito y fomentar el papel de los padres como principales educadores, así como defensores de sus hijos.

Algunos de estos programas ofrecen a los niños de preescolar las oportunidades de aprendizaje y hacen hincapié en los servicios sociales, salud y salud mental, nutrición y servicios de participación de los padres.

Competencias para desarrollar las capacidades sociales

Lo más interesante de estos programas son su objetivo para mejorar la competencia social de los niños. Se enfocan en poner especial atención en competencias para promover el desarrollo social y pueden ser entre algunos otros: métodos de aprendizaje, desarrollo social y emocional, salud y desarrollo físico, arte creativo y desarrollo del lenguaje.

Estas cinco disciplinas se encuentran entre las más dominantes en el interés del desarrollo del niño por lo que pueden ser potenciadas y explotadas al máximo.

Estos programas toman en cuenta las premisas del desarrollo infantil:

  1. Es en la etapa en la que cualquier desarrollo rebasa el ritmo de aprendizaje que en cualquier otra etapa de la vida del individuo
  2. Del nacimiento a los cinco años se construye el proceso del desarrollo cognitivo y lingüístico con importantes progresos en los planos emocional, social y moral.

La familia en el desarrollo infantil

La intervención de la familia es esencial en el desarrollo infantil de esta edad, pues se encuentran estrechamente relacionadas y afectan directamente por medio del ambiente que la misma genera, los métodos de crianza y el tipo de relaciones que lleve con los niños.

La particularidad y lo novedoso de estos programas son las disciplinas que dominan el currículo del programa educativo, temas que en la mayoría de las veces son omitidos en el estándar de los programas educativos de la educación pre-escolar y en los que además no intervienen las familias.

Las competencias educativas comprendidas en estos programas educativos

En estos programas también se contemplan las disciplinas de matemáticas y la enseñanza de leer y escribir, sin embargo, los enfoques predominan en algunas de las siguientes disciplinas:

Métodos de aprendizaje, que pueden ser de bastante utilidad sobre todo para los padres, madres o cuidadores de los niños. Es importante resaltar que para una educación infantil integral es necesario que sea incorporado el enfoque de género en dichos métodos de aprendizaje, cuidando que el desarrollo de las capacidades y habilidades del infante no se den bajo un sesgo de género.

Competencias escolares con desarrollo de capacidades sociales y emocionales

Desarrollo emocional y social. Esta disciplina dimensiona e interrelaciona las ganancias cognitivas y lingüísticas con el campo emocional, social y moral, los cuales son fundamentales como el desarrollo de valores y la autorregulación. Tanto la familia como el ambiente social juegan un papel importante en los estereotipos de género en el desarrollo temprano infantil.

Los padres y madres regularmente cuando se refieren a los valores de crianza, normal y naturalmente, acostumbran resaltar como valores en el niño los de competitividad y el control de sus emociones, mientras que en la niña se promueven los valores de ternura, cariño, cuidado y otras características tradicionalmente propias de las niñas.

Se debe sembrar en los padres el sentido de dimensionar los valores en los niños por la utilidad y la funcionalidad que les significará en su desarrollo y a lo largo de su vida, antes que asignarlos de acuerdo a su género.