Hace no demasiados años, los productos de calidad se vendían solos, por lo que no había que preocuparse de cuestiones de marketing que acercaran dicho producto a los consumidores. Se guiaban por la calidad de lo que ya conocían. Esto ha cambiado notablemente. Se compran productos que se han elaborado a miles de kilómetros, y, obviamente se desconoce a los productores. De ahí que el marketing haya acabado teniendo una importancia notable en una sociedad globalizada en lo que respecta al mercado

El concepto de marketing

El marketing puede ser definido como el conjunto de técnicas que una empresa puede utilizar para influir en el consumidor con el objetivo de aumentar sus beneficios. En este contexto, el Marketing Mix tiene cuatro elementos: el producto, el precio, la promoción y la distribución. Todos y cada uno de estos elementos tiene como objetivo fundamental el aumentar el nivel de ventas de la empresa, dándola a conocer al igual que a sus productos a través de la publicidad.

El producto

El producto es el elemento esencial en le terreno del marketing, ya que se trata del objeto con el que intenta influir la empresa en el mercado. Así, se puede definir como cada una de las unidades que se desea comprar por parte del comprador. Además es importante que este producto sea lo suficientemente diferenciado como para distinguirse de otros productos, y al mismo tiempo se pueda intercambiar o sustituir en el seno de un mercado competitivo.

El precio

El precio es la cantidad de dinero que un comprador debe facilitar al vendedor a cambio de un producto determinado. En cierta medida, puede hablarse de un acuerdo entre comprador y vendedor (el precio del producto) ya que, si no está de acuerdo con el precio establecido, el comprador puede renunciar a la compra del producto. A veces se establece una relación entre calidad y precio que no siempre existe.

La promoción y la publicidad

Toda empresa debe comunicar a los posibles compradores las características de los productos que oferta. La publicidad sería el conjunto de actividades para comunicar dichas características, intentado llamar la atención, despertando interés por el producto hasta conseguir la venta. Además la empresa promociona y publicita sus productos para poder aumentar el nivel de ventas de dicho producto.

La distribución

La distribución realiza el trabajo de acercar el producto al consumidor para que se puedan realizar las ventas, que, no ha de olvidarse, es el auténtico objetivo de la empresa. Dentro del concepto de la distribución se incluyen elementos de logística, almacenaje, asesoramiento del cliente post-venta y accesibilidad al producto.