La producción agropecuaria orgánica es un sistema productivo que promueve el manejo racional de la labranza de la tierra, evita la utilización de insumos agropecuarios cuyo origen sea la síntesis química o que tengan toxicidad y prescinde de la siembra de semillas genéticamente modificadas. La producción agropecuaria orgánica o ecológica y el consumo de sus productos, son más conocidos por el común de la gente como una extravagancia de consumidores de alto poder adquisitivo que pueden comprar alimentos costosos. Sin embargo, si se reconocieran las ventajas que provoca esta forma de producir y su consumo, las políticas públicas deberían converger en la promoción de esa producción y el consecuente aumento del acceso al consumo interno de cada país. Es que la producción orgánica tiene diversos y diversificados beneficios, empezando por el medio ambiente, pero sobre todo por que los alimentos que se producen son nutritivos, saludables y atóxicos.

Producción y consumo de alimentos orgánicos

Países agropecuarios de Latinoamérica o de Oceanía son netamente exportadores de alimentos orgánicos – se exporta en promedio más del 90 % de su producción -. La exportación genera ingresos de divisas para productos cuyo valor agregado es importante, pero a esta política de exportación se la puede complementar con la concientización del ciudadano, en tanto que en su carácter de consumidor pueda discernir sobre las ventajas de consumir estos productos y de esta forma promueva un proceso económico que podría ser fundamental, no solamente para el propio sector de productos orgánicos, sino para que este efecto se transmita a otros sectores relacionados con los insumos y sobre todo respecto de la abundante mano de obra que el sistema requiere. Pero se debe destacar además que este proceso implica para el consumidor la concienciación del cuidado y la defensa del medio ambiente, de la producción sustentable y sostenible, y del resguardo y respeto por la biodiversidad biológica, la flora autóctona y los ciclos agroecológicos.

Pequeños productores orgánicos

La producción orgánica requiere de superficies relativamente acotadas, ya que el laboreo y la preparación son marcada y obligadamente intensivos. Estos requerimientos implican la oportunidad para que los pequeños productores aprovechen sus superficies de pocas hectáreas para certificar su producción y reconvertir sus establecimientos, de modo tal de maximizar la inversión y promover la mano de obra necesaria, la que muchas veces será de carácter familiar.

Aplicación del sistema de producción orgánica

Este sistema exige una aplicación metódica y sostenida en un razonable plazo de tiempo, conforme a protocolos establecidos a nivel internacional, de modo tal que el productor agropecuario que se registre y que los utilice, acceda a certificar sus productos con el nivel especial de producto orgánico, y que estos caracteres y procesos queden debidamente registrados, publicados y sean visibles y accesibles por el consumidor. Este proceso de certificación es controlado y llevado a cabo por empresas a las que los Estados les han delegado estas facultades, las que en general gozan en todos los países de un nivel de prestigio y seriedad, que avalan su proceder.

Ventajas de la producción orgánica

De forma descriptiva se puede afirmar que las mayores ventajas de la producción orgánica son:

  • permite el control de la producción por el Estado y sobre todo por los consumidores, por la trazabilidad y publicidad que se le exige a todo proceso productivo;
  • genera mano de obra intensiva;
  • promueve la conservación racional del suelo agrícola, los cursos de agua superficiales y subterráneos y del medio ambiente en general;
  • produce alimentos nutritivos y de alta calidad para los consumidores.
En conclusión, la promoción de políticas públicas que incentiven la producción agropecuaria orgánica es una acción esencial, no solamente por los beneficios de carácter económico a nivel regional, local y para el pequeño productor, sino que también desde una perspectiva del futuro consumo mundial y del comercio internacional, hechos que para cualquier país productor redundará en divisas y en una imagen y protagonismo global respecto de la conservación del medio ambiente, situaciones que por múltiples factores, resulta cada vez mas relevante.