Un estudio realizado por la Asociación El Poder del Consumidor, reveló que en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM), el promedio de velocidad de los autos es de entre 11 y 12 km/h en horas pico.

Esto provoca que los ciudadanos tarden en promedio una hora con 40 minutos para hacer recorridos que van de los 10 a los 30 kilómetros a bordo de transporte público. Para los autos particulares que transitan dentro del Distrito Federal, este tiempo disminuye 17 minutos y 20 minutos para quien lo hace en la zona conurbada.

Pérdidas millonarias

El estudio Pérdidas millonarias por fallas en la movilidad urbana, que analizó 15 rutas de alta demanda (7 de la Ciudad de México y 8 de la zona conurbada), indica que existen graves problemas para trasladarse por estas zonas, lo que ocasiona pérdidas de tiempo que se traducen en un costo económico muy alto para los ciudadanos.

Según este estudio, “cada usuario de transporte público pierde una cantidad de tiempo que al año representa hasta $25 mil 677 pesos”. Y estas pérdidas afectan aún para las personas que se transportan en autos particulares, ya que “los tiempos de traslado mejoran ligeramente, pero pierden al año hasta $18 mil 470 pesos”.

Por su parte, una estimación realizada en 2011 por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), señaló que la deficiente movilidad en el Valle de México provoca cada año pérdidas de tiempo de 3.3 millones de horas-hombre al día, lo que equivale a $33 mil millones de pesos.

Autos circulan a baja velocidad

Una de las características de las principales avenidas de la Ciudad de México y la zona conurbada son las bajas velocidades para circular.

Según datos del Gobierno del Distrito Federal, las velocidades promedio en la ciudad han disminuido en forma sustancial, ya que en 1990 el promedio era de 38.5 kilómetros por hora, en 2004 bajó a 21 km/h y para 2007 decreció a 17 km/h.

Sin embargo, el promedio de velocidad oficial está muy por encima de la realidad, ya que en las 15 rutas de alta demanda estudiadas por El Poder del Consumidor, se encontró que “en 6 corredores la velocidad promedio no supera los 10 kilómetros por hora, en 8 corredores oscilaron entre 12 y 15 km/h y solamente uno alcanzó en promedio una velocidad de 18 km/h”.

La zona conurbada más grande del mundo

La Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) está conformada por las 16 delegaciones políticas del Distrito Federal, 59 municipios del Estado de México y uno más del estado de Hidalgo (Tizayuca).

Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) correspondientes al 2011, en esta zona habitan 29 millones de personas y tiene una flota vehicular de 4.5 millones de autos; es decir, 157 vehículos por cada mil habitantes.

De esta forma, el flujo vehicular y los viajes en transporte público son muy elevados. Se calcula que diariamente se realizan alrededor de 49 millones de viajes dentro de este perímetro, de los cuales más del 70% se hacen en unidades de pasajeros.

El tráfico provocado por el alto volumen vehicular es uno de los mayores problemas que presenta la Ciudad de México y su zona conurbada, ya que en opinión del Ingeniero Javier Hernández, Director de la carrera de Ingeniería en Transporte en el Instituto Politécnico Nacional (IPN), “más que fallas en la operación de las unidades de transporte público, la principal afectación a la velocidad es por el volumen de coches que circula en las calles”.

Medidas alternas de transporte

Para solucionar este problema, el Gobierno del Distrito Federal se ha dado a la tarea de crear nuevos sistemas de transporte público. Entre estas medidas está la construcción de cuatro rutas del Metrobús, una nueva línea del Sistema de Transporte Colectivo Metro, nuevas estaciones del sistema EcoBici, corredores de Ecobuses de última generación y la creación de 10 empresas operadores de autobuses que sustituyen a los viejos microbuses.

A pesar de esto, los especialistas proponen crear más carriles exclusivos para el transporte público que mejoren los tiempos de traslado y sean una mejor opción para los ciudadanos.

Así, Jesús Padilla, Presidente de la Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad, considera que los sistemas BRT (Bus Rapid Transit) como el Metrobús son la mejor opción.

“Son sistemas que podrán atender hasta el 30% de la demanda de transporte en el Valle de México, lo cual deberá tener como complemento la instalación de carriles exclusivos para el transporte público en grandes avenidas”.

Afectaciones a la calidad de vida de los ciudadanos

Estas dificultades para trasladarse por la Zona Metropolitana del Valle de México tienen un impacto directo en la calidad de vida de las personas, ya que incide de forma negativa en el bienestar social, el desarrollo económico y la competitividad, según los especialistas.

De esta manera, los ciudadanos que viven y circulan por la Ciudad de México y su zona conurbada se enfrentan diariamente a la necesidad de extremar precauciones a la hora de calcular sus tiempos de traslado, ya que estos pueden derivar en grandes congestionamientos vehiculares y largas esperas para poder arribar a su lugar de destino.