Desde que en 1981 se descubriera el virus VIH en la historia de la medicina y la humanidad por parte del CDC (Center for Disease Control and Prevention) en Estados Unidos, la enfermedad del sida ha sido considerada como la gran epidemia del siglo XX.

De acuerdo a los últimos resultados publicados por ONUSIDA, desde el año en que se realizara su descubrimiento le ha costado la vida a más de 33 millones de personas a nivel mundial y además existen alrededor de 60 millones de personas infectadas. Su alarmante expansión llevó a que se informara sobre esta y se dieran medidas preventivas, así como la opción de crear una iniciativa de gran propagación para ello.

El inicio del Día Mundial del Sida

Con el objetivo de hacer frente al sida y fomentar actividades para su prevención, control, así como el otorgamiento de toda información y apertura al tema por parte de los medios de comunicación, se decidió realizar a partir de 1988, durante la Conferencia Mundial de Ministros de Salud sobre Programas de Prevención del SIDA en Londres, una conmemoración anual con el propósito de crear conciencia y recalcar la importancia de luchar contra la enfermedad.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) propuso que esto culminara en el Día Mundial del Sida. A partir de entonces, cada primero de diciembre se celebra esta fecha, la cual fue establecida debido a que el primer caso de diagnóstico fue efectuado ese día, hace 29 años.

“Para al sida. Mantén la promesa”

Entre las actividades que se han realizado para concientizar sobre el sida con el transcurso de los años son talleres y pláticas para jóvenes y adultos con temas enfocados a la prevención, siendo por vía sexual el uso del condón el más recomendado y efectivo.

Para el caso de vía sanguínea, el uso de agujas y jeringas nuevas en cada inyección o su previa esterilización, además de utilizar guantes de látex o poliuretano al momento de manejar la sangre.

Perinatalmente hablando, debe de ofrecer a todas las mujeres embarazadas la prueba de detección de VIH en los servicios de salud gratuitamente, así como otorgar medicamentos antirretrovirales a quienes estén contagiadas (existiendo por consiguiente aproximadamente 2,5 millones de niños menores de 15 años que son portadores del virus).

La realización de campañas publicitarias en contra del sida es otra alternativa que realizan afamadas empresas para sumarse a la causa.

El sida y los derechos humanos

Otro aspecto digno de ser considerado es el hecho de garantizar los derechos humanos a todo portador del VIH, quienes muchas veces han sido víctimas de discriminación injustificada como aislamiento social, pérdida de empleo, violencia física y/o psicológica, rechazo o negamiento a la educación hacia niños con sida.

Para evitar estas acciones negativas, todos los países y estados se han comprometido a promover actividades como la creación de leyes que eviten su estigmatización, campañas de educación y concientización, acceso a servicios para impedir la transmisión del virus, programas contra el VIH y la atención a que se apliquen estas implementaciones.

Noticias previas al Día Mundial del Sida en 2010

Los hechos más relevantes con relación al combate contra el sida acontecido a semanas de recordarse el primero de diciembre en el 2010, son el punto de vista sobre el tema del papa Benedicto XVI en la obra del escritor Peter Seewald, La luz del mundo. El Papa, la iglesia y las señales del tiempo. Una conversación con el Santo Padre Benedicto XVI.

En ella señala que el uso del condón en el aspecto de disminuir la infección es un “primer supuesto de responsabilidad”, aclarándose que no se pretende reformar las enseñanzas impuestas por la iglesia católica, la cual estipula la prohibición en el uso de métodos anticonceptivos.

El área de la ciencia dio de qué hablar en noviembre de 2010. La revista Science publicó los resultados de una investigación relacionada a la proteína HLA- B (de gran importancia en el sistema inmune, al que ayuda a hallar y destruir células infectadas por un virus). Cinco aminoácidos de esta se asocian con el hecho de por qué hay personas que resisten al virus del VIH y ayudaría a la creación de una vacuna contra el sida en un futuro.

De esta manera, se juntan esfuerzos y habilidades para buscar la cura de esta enfermedad y la igualdad para quienes la padecen. Sin embargo, no únicamente en el Día Mundial del Sida deben de fomentarse estas actividades, sino acordarse de aplicarlas todos los días, para así hacer crecer la concientización y el esfuerzo común para disminuir su propagación.