El comercio justo y el ecológico se desarrollan bajo criterios muy parecidos, aunque el primero recoge una serie de puntos en áreas como el terreno laboral o los derechos humanos que no contempla el segundo. Sin embargo, los seguidores de ambos coinciden en su respeto y cuidado por el medio ambiente y apuestan por una economía sostenible. De hecho, hay artículos de comercio justo que se pueden encontrar en tiendas ecológicas y viceversa. Uno de ellos son los preservativos de látex natural, una nueva línea comercializadora para el comercio justo, al menos en España.

Comercio justo y ecológico de preservativos

La cooperativa Ideas vende y distribuye a pequeñas tiendas, tanto de comercio justo como ecológicas, preservativos fabricados en Alemania a partir de caucho natural (emulsión lechosa que se conoce como látex y que se encuentra en la savia de varias plantas). En este caso, el caucho se extrae de la corteza de la Hevea brasiliensis que se cultiva en plantaciones certificadas FSC (Forest Stewartship Council- bosques de tala responsable-) en Sri Lanka e India y son gestionadas por comunidades que trabajan bajo los criterios de comercio justo.

Los 0,08 kg de CO2 generados por cada un de los preservativos en su fabricación son compensados por dos vías diferentes. Mientras una mitad de la cantidad de CO2 producida se traduce en la plantación de árboles de maderas nobles en Alemania, la otra mitad se resuelve con el intercambio de hornos de leña por hornos solares en las plantaciones de caucho de la India.

Características de los condones naturales

La presentación en el mercado de estos preservativos se hace en packs de doce o tres unidades. Se comercializan bajo dos modalidades: extrafino y sin sabor o bien, con sabor y textura. Para su distribución y venta se han seguido controles de calidad europeos. Cuentan con la certificación CE 0197 (certificación médica bajo estándares de la Unión Europea) y la ISO 4074:2002 (cumple con las normas de control específicas para los preservativos de látex).

Asimismo, sus características medioambientales y de salud también han sido evaluadas por la fundación alemana Ökotest con la calificación de Bien.

Fabricación de preservativos ecológicos

Pero Alemania no es el único país europeo donde se fabrican preservativos con látex natural, en Inglaterra también existe otra empresa que apuesta por este tipo de producto. Se trata de French Letter Condom Company (su nombre -French Letter/cuero francés- obedece a una antigua manera de denominar a los preservativos), una organización que lleva unos años trabajando también con caucho natural procedente de estas mismas plantaciones.

Por otro lado, desde el año 2008, la compañía brasileña Natex también cuenta con una línea de condones ecológicos, de hecho posiblemente haya sido la primera fábrica en todo el mundo dedicada a producir esta modalidad de preservativos. La planta es de propiedad estatal y está situada en Xapurí, un pueblo del estado amazónico de Acre, en el que convive población indígenas, blanca y mestiza. La inclusión en este moderno ciclo de producción ha ayudado a mejorar la calidad de vida de las 550 familias de Acre que viven de la producción de la fábrica.

Distinguir entre los diferentes látex

Estos preservativos elaborados con látex natural se unen a los de látex natural con aditivos y a los de látex sintético más generalizados en el mercado. A la hora de adquirirlos hay que tener en cuenta que los primeros son totalmente biodegradables, y los naturales con aditivos no lo son, ya que se les han añadido agentes estabilizantes y se les ha sometido a procesos de vulcanización (endurecimiento). Por su parte, los condones de látex sintético se desarrollan a partir de procesamientos de hidrocarburos; son altamente contaminantes y tardan unos cinco años en biodegradarse.

Esta línea de productos es un ejemplo más de que cada día resulta más fácil encontrar en el mercado productos elaborados con criterios que respeten el medio ambiente y los derechos de los trabajadores que los elaboran: ropa, alimentación, bisutería y complementos, artículos de higiene o de limpieza y, ahora preservativos para un sexo seguro.