La butaca nace como respuesta a las dudas de la sociedad sobre las cualidades del cartón y su proceso de producción ecológico, según sus diseñadores. Un asiento con vocación de campaña de sensibilización sobre la importancia del crecimiento sostenible y la apuesta por el reciclaje como futuro del hábitat es la última propuesta de los diseñadores valencianos Sanserif Creatius. Prejudice es una butaca que esconde un reposapiés y una mesita auxiliar en su interior, pero que sobre todo trata de responder a las dudas de la sociedad sobre las cualidades del cartón como material de futuro para el hogar.

En esencia, Prejudice es un conjunto de butacas que pueden usarse independientemente o modularse para conformar un sofá, al tiempo que se acompañan de dos unidades complementarias que se extraen para actuar como una mesita o reposapiés, permitiendo un gran número de disposiciones. Un asiento versátil realizado en cartón 100% reciclado y mediante un proceso productivo sostenible.

Edición limitada

Además, la pieza, que forma parte de una edición limitada de muebles, forma parte del proyecto de colaboración con la Asociación de Fabricantes de Cartón ondulado (AFCO) y el Centro Especial de Empleo de la Fundación Apai para fomentar la integración socio-laboral de colectivos en situación de exclusión.

En este sentido, Prejudice se ha concebido, al igual que gran parte de las creaciones de Sanserif Creatius, para evolucionar con los espacios y adaptarse a diferentes disposiciones a lo largo de su existencia, al igual que otros conjuntos de piezas como la colección de asientos Bold o la serie de unidades multidisciplinares Duduá, capaces de actuar como mesita de apoyo, soportes para una mesa o crecer como un banco continuo sin fin, e incluso convertirse en una librería que adopta innumerables disposiciones.

El génesis de esta pieza lo encontramos en la definición del propio nombre; Prejudice (prejuicio, en Castellano), esto es, una opinión previa y tenaz, por lo general desfavorable, acerca de algo que se conoce mal, según la Real Academia Española (RAE).

Eliminar estigmas

Y es que, en palabras de la directora de Sanserif Creatius, Ana Yago, hay muchos estigmas asociados al papel y el cartón que los han demonizado como productos contaminantes cuando en realidad son el resultado de procesos de producción que se sitúan entre los más limpios de la industria y con menor impacto ambiental.

De hecho, la diseñadora valenciana ha recordado que la mayoría de empresas que trabajan con cartón utilizan fibra virgen de plantaciones controladas y con certificación del Forest Stewardship Council (FSC)* y/o reciclada, lo que supone que se plantan más árboles de los que se talan y que el proceso productivo es sostenible, algo que no pueden decir la mayoría de industrias, en palabras de Ana Yago.