Este año puedes sorprender a tus amistades con unos Christmas hechos por ti con muy poco dinero y en apenas media hora. Se puede crear multitud de diseños diferentes y personalizarlos para cada amigo o familiar, el único límite es la imaginación.

Existen infinidad de ideas sencillas y divertidas tanto para obsequier como para usarlas en la decoración de la casa con un toque personal. Con apenas un par de cartulinas y algunos retales podrás crear unos bonitos muñecos de nieve para felicitar las navidades a quien quieras. Recuerda que puedes adaptar esta idea como te convenga para reciclar los restos de papeles, cartulinas, papel de regalo, telas y demás objeto que haya por casa.

Materiales necesarios

  • Cartulinas de colores
  • Purpurinas plateada o copos de nieve
  • Tijeras y cutter
  • Una regla larga
  • Cola
  • Retales de tela o papel que tengas por casa

Elaboración

Los muñecos de nieve son un motivo navideño muy sencillo de hacer porque no es necesario que sean perfectos, la nieve tampoco lo es. Además puedes personalizarlos de mil maneras para que queden de lo más divertido.

  1. Primero coge una cartulina de color oscuro: negro o azul marino, para usarlo como fondo y que destaque el muñeco. Recórtala del tamaño que desees que sea la postal. Recuerda que si quieres que esta se abra tendrás que darle el doble de anchura para poder doblarla por la mitad.
  2. Ahora con una cartulina blanca, mejor cartulina que un folio porque éste es más fácil que se transparente y no quedará tan blanco, en uno de los lados usa el borde de la cartulina como lado recto y corta una línea paralela con curvas que luego servirá para hacer el suelo nevado. Te quedará una franja de cartulina blanca con un lado recto y el otro curvado. Pega esta franja en el borde de la postal para crear el suelo y recorta el sobrante de los laterales.
  3. Ya sólo falta el muñeco. En la misma cartulina blanca dibuja un huevo más o menos del tamaño de media postal, y otro más pequeño y algo más redondo. No hace falta que te queden bien hechos, son más graciosos si no son perfectos. Recórtalos y, una vez más, no hace falta que te esmeres demasiado. Pega el huevo grande encima del suelo que ya tenías, ese será el cuerpo del muñeco y, más arriba el círculo pequeño que será la cabeza.

Para decorarlo

  • Ponle un par de ojos: puedes recortarlos en cartulina negra, pintarlos o pegar botones pequeños o unos de esos ojos saltones que venden para manualidades.
  • Ponle una nariz: puede ser redonda o en forma de zanahoria.
  • Ponle una bufanda: los lazos de decorar los regalos te pueden servir, si no cualquier cacho de tela un poco llamativa, papel, cordones. Sólo corta dos tiras algo más largas que el cuello del muñeco y pégalas a modo de bufanda.
  • Ponle un sombrero: puede ser de copa o bombín, puedes utilizar cartulina o tela.
  • Ponle una escoba: puedes usar un palito, un palillo o una tira de papel para hacer el mango y cartulina, papel arrugado o cartón para hacer la escoba.
  • Ponle unos botones: pueden ser botones reales, trozos de gomespuma, corazoncitos o cualquier otro objeto.
Si el fondo te parece algo soso puedes pegar unos puntos de purpurina plateada a modo de estrellas. Pones una gotita de cola por cada estrella, lo rocías todo con purpurina, lo dejas que seque hasta el día siguiente y luego retiras el sobrante de purpurina para otra ocasión. También venden unas piezas con forma de copo de nieve que sólo tienes que pegarlas por el fondo para que parezca que está nevando.

Con los mejores deseos

Ya sólo te queda escribir tus mejores deseos para estas fiestas en el interior de la postal y regalársela a quien más quieras. Para escribir sobre cartulina negra es recomendable que compres en cualquier papelería un bolígrafo plateado o blanco, quedará de lo más brillante.

Si quieres, también puedes pegar una pequeña tira de tela o un cordoncito en forma de ojal para que tus amigos puedan colgarla del árbol. Haz todas las combinaciones de color y texturas que se te ocurran y te saldrán un montón de christmas diferentes para acompañar tus regalos navideños.