Como viene siendo una tónica en todos los lanzamientos de la marca norteamericana, los rumores sobre como será el nuevo terminal se suceden en cascada desde varios meses antes. Es mas, en esta ocasión, los rumores se sucedieron desde la presentación del modelo iPhone 4S, que decepcionó a muchos fans de la marca de la manzana mordida ya que esperaban algo mas novedoso, los comentarios sobre como sería la siguiente edición se sucedían unos detrás de otros.

Como ya se comentó después del fallecimiento de Steve Jobs, el iPhone 5 será el último diseño de la casa de Cupertino, en el que el sello de la persona que revolucionó el mercado de la tecnología esté presente. Durante los últimos meses de vida, la enfermedad no le impidió estar en primera línea a la hora de diseñar las novedades de este nuevo iPhone.

Los últimos rumores son todos referentes al tamaño y a la pantalla. Tras ver como todos sus competidores crecen en pulgadas sin descanso, véase el Samsung Galaxy 3 o el HTC One X, parece ser que Apple por fin se ha decidido a aumentar el tamaño del panel de su iPhone, aunque solo hasta las cuatro pulgadas. Steve Jobs se encargó de inculcar la idea en todos sus colaboradores, de que un teléfono debe de ser algo manejable y no sobredimensionado.

Esta nueva pantalla obligaría a algún cambio en el diseño del teléfono. Por ejemplo el botón “home”, que se ha venido manteniendo inalterable durante las distintas ediciones llegadas, posiblemente tenga que sufrir alguna variación, ya que de no ser así comprometería el tamaño final del terminal.

Otro de los rumores que están llegando, es sobre la fabricación de la pantalla. Parece que lo mas probable es que la marca de Cupertino siga manteniendo la Retina Display que incorpora la versión anterior y el nuevo iPad, pero en un tamaño de cuatro pulgadas. No obstante, otras informaciones no descartan un giro en esta política, decantándose por los nuevos paneles Oled fabricados por Samsung, mucho más resistentes que la Retina Display.

Otro de los detalles que podían variar el diseño final del iPhone 5, era el conflicto en el que se encontraba inmersa Apple, con otras compañías como Nokia, por la utilización de la tarjeta nanoSIM. La no utilización de este sistema, un 60% mas pequeño que la clásica tarjeta SIM, podía comprometer parte del trabajo realizado hasta este momento por los responsables de Cupertino. Pero finalmente el Instituto Europeo de Comunicaciones Estandard ha dado la razón a la gente de Apple, reconociendo el sistema de la marca de la manzana como estandard.

Se esperan también modificaciones en la cámara, el sistema operativo y procesador del terminal, pero a día de hoy todas estas noticias no han sido confirmadas ni desmentidas por responsables de la marca.