Durante las últimas ligas se ha hablado mucho del Villarato. Parece que la liga 2011-2012 no va a estar exenta de dicho concepto, a tenor del arbitraje efectuado esta noche por Turienzo Álvarez en el Levante - Real Madrid.

Pero la acción arbitral no ha sido lo peor, dentro de un partido en el que una serie de comportamientos antideportivos de futbolistas y público locales, han primado por encima del fútbol, algo que de ninguna manera puede favorecer al deporte rey.

Turienzo Álvarez protagonista del Levante - Real Madrid

En pocas ocasiones la acción de un árbitro habrá sido tan decisiva en el devenir de un partido. El Real Madrid, a pesar de no contar con Cristiano Ronaldo y Özil de inicio, estaba dominando el encuentro de principio a fin, de tal manera que la primera media hora de partido ha sido un monólogo visitante.

El primer gol para el club madridista parecía cuestión de tiempo, ya que las ocasiones se sucedían en el área defendida por Munúa. Hasta que se ha llegado al fatídico minuto 38 de partido, en el que todo ha cambiado a causa de una serie de negligencias del equipo arbitral, que ha dejado al Real Madrid con diez en el terreno de juego.

La situación se ha producido de la siguiente manera: Di María ha sido duramente zancadilleado por Juanlu, a escasos tres metros de uno de los asistentes de Turienzo, que incomprensiblemente no ha levantado el banderín para señalar la falta. Di María ha reaccionado en caliente y ha cometido falta sobre el propio Juanlu, acción que sí ha sido señalada.

Injusta expulsión de Khedira en el Levante - Real Madrid

Acto seguido, varios futbolistas del Levante han intentado agredir a Di María, que ha terminado con Di María postrado en el césped. Mientras el extremo argentino yacía en el suelo, Ballesteros se ha situado sobre él y ha aprovechado para comenzar a pisarle en el costado, todo esto con el asistente de Turienzo encima.

Khedira ha acudido en auxilio de su compañero, apartando a Ballesteros, cogiéndolo del hombro. El central granota ha exagerado la caída, fingiendo gestos de dolor en el suelo y Turienzo Álvarez, sin dudarlo, ha amonestado al mediocampista alemán.

Khedira ya tenía una tarjeta amarilla por una acción en la que el lateral local Juanfran, había fingido una falta con la clásica piscina, haciendo errar una vez más al colegiado.

Comportamiento antideportivo en el Levante - Real Madrid

Este tipo de acciones se han sucedido durante todo el encuentro. Los jugadores del Levante fingían una y otra vez ser agredidos por los madridistas, que no podían creer lo que estaba sucediendo en el terreno de juego.

Además todo venía precedido de continuas declaraciones, durante la semana, por parte de Juanfran, Ballesteros, Valdo e incluso del entrenador local, calentando el partido de una manera bastante censurable.

A ello hay que sumar los gritos proferidos por el respetable, de tal gravedad que si esto sigue así, dentro de poco los partidos de fútbol tendrán que ser televisados en horario para mayores de edad y el comportamiento de los recoge pelotas, que han dejado de cumplir su función en el momento en que el Levante se ha puesto por delante, merced al gol obtenido por Koné, a pase de Javi Venta.

Turienzo Álvarez no pita un penalti por mano de Iborra

Pero los errores del trío arbitral no se han quedado ahí. En la segunda mitad, todavía con empate a cero, Iborra ha despejado dentro del área, con la mano, una acción de córner. El futbolista local ha cometido un penalti de esos denominados clamorosos, que de ser pitado habría supuesto su expulsión, dado que ya contaba con una tarjeta amarilla.

Minutos después, Cristiano Ronaldo ha sufrido una peligrosísima entrada sobre su tobillo, por parte de Rubén Suárez, que se ha lanzado sin posibilidad de llegar al balón y, tras un primer contacto con su pie derecho, ha completado la acción de tijera con el izquierdo, acción estipulada por el reglamento como roja directa. El futbolista no ha sido expulsado.

Mourinho en rueda de prensa: "felicito a los jugadores del Levante por listos"

Como no podía ser de otra manera, José Mourinho, en la rueda de prensa posterior al partido, ha denunciado lo sucedido esta tarde noche en Levante. Ha comentado que los futbolistas del Levante saben que en casa "les permiten hacer lo que quieren" y se han aprovechado de ello. En concreto, los ha felicitado por listos.

También ha hecho alusión al penalti y a las duras entradas, comentando que su equipo todavía no sabe cómo jugar contra ese tipo de "enemigos".

En resumen, un partido en el que el arbitraje y las situaciones extradeportivas han sido superiores al juego en sí, algo nada deseable en un partido de fútbol.