La playa de San Juan cuenta con casi 7 kilómetros de longitud de maravillosa arena dorada y con una anchura de más de 60 metros para el disfrute de los bañistas. Comienza a continuación del cabo de las huertas, playa rocosa de Alicante, y da fin en el término municipal de El Campello. Aunque físicamente es la misma playa en realidad la mitad aproximadamente de esta playa pertenece a Alicante, siendo propiamente dicha la playa de San Juan, y la otra mitad pertenece a El Campello, denominándose este tramo la playa de Muchavista.

Historia de la playa de San Juan

El nombre proviene de la localidad de San Juan de Alicante, pequeña población situada a unos dos kilómetros de esta playa pero que da fin su término un kilómetro antes de llegar a ella, es decir, no pertenece a esta población, sino a Alicante. Es más, cuando se añadieron poblaciones a Alicante como el Campello se le ofreció anexionar ese trozo de costa a San Juan de Alicante, pero lo rechazaron porque no interesaba al no ser productiva agrícolamente.

La carretera acompaña a la playa en todo su recorrido, y se construyó en los años 30, cuando en la zona no existía urbanización alguna, sino tan solo algunos chalets aislados y solitarios, asimismo las vías del tren también realizan paralelamente al mar su recorrido, siendo ahora un transporte indispensable para la juventud alicantina.

Juan Guardiola Gaya, arquitecto de la Playa de San Juan

La playa de San Juan se empezó a urbanizar en los años 60 gracias al arquitecto Juan Guardiola Gaya, quien redactó un plan parcial para convertir un paraje solitario y casi inaccesible en un bullicioso lugar con decenas de edificios para segunda residencia de madrileños y alicantinos, al borde del mar. Una gran parte de la playa de San Juan está poblada con emblemáticos edificios de este afamado arquitecto, como el Club del mar, la Torre París, la Torre Hércules y como no, la Rotonda, ya reformada este año.

Actualmente es primera residencia de miles de alicantinos, aunque todavía muchos madrileños conservan sus viviendas para disfrutarlas en sus periodos vacacionales, donde se multiplica el número de habitantes en la playa.

Es una playa donde prácticamente los 365 días del año se encuentra gente tumbada tomando el sol gracias al templado clima alicantino.

Chiringuitos en la playa de San Juan

La playa de San Juan tiene una gran oferta tanto hotelera como de restauración, pues el turismo afluye durante todo el año. También cuenta con un campo de Golf y diversos centros comerciales que en las épocas estivales cierran a altas horas de la madrugada. Pero sin lugar a dudas donde más le gusta disfrutar al turista y al lugareño es en los chiringuitos que existen al borde del mar, en el mismo paseo marítimo.

Los llamados chiringuitos eran siete antiguos y deteriorados restaurantes ubicados en el paseo de la playa de San Juan que el Ayuntamiento de Alicante ha obligado demoler este año para construirlos de nuevo con un aire moderno e idéntico entre ellos, aunque se ha reducido el número a cinco. Se demolieron en febrero de 2011 y la inauguración de todos ellos se realizó a finales de junio de este mismo año para el disfrute de los veraneantes. Son lugares donde puedes tomar el aperitivo, refrescantes ensaladas, paellas, un helado o una maravillosa cena al borde del mar. Son lugares emblemáticos de la playa de San Juan.

Otro tipo de chiringuitos de esta playa son los que se ubican a partir de las Hogueras de San Juan y hasta septiembre encima de la arena, disfrutables desde la mañana hasta altas horas de la noche, siendo entonces cuando más difícil es encontrar una mesa para tomar algo y disfrutar de la refrescante brisa mediterránea.

Quien veranea en la playa de San Juan alguna vez siempre vuelve, pues el clima y los servicios son inolvidables.