La clasificación de las plantas ha experimentado importantes modificaciones a lo largo de los últimos años y, probablemente, las nuevas investigaciones también conllevarán nuevas revisiones.

La primera gran distinción que debemos hacer entre las plantas son los dos grandes grupos conformados por las plantas vasculares o cormofitas y las no vasculares o briófitas. Las briófitas se subdividen en antoceros, musgos y hepáticas, mientras que las cormofitas se dividen en espermatofitas y pteridofitas. Los espermatofitos, anteriormente denominadas fanerógamas, es el grupo de plantas que nos interesa en este artículo, y más concretamente, las angiospermas que, junto con las gimnospermas, son los dos grandes grupos en que se dividen los espermatofitos. Las angiospermas también se dividen en dos grandes grupos: las monocotiledóneas y las dicotiledóneas, denominadas actualmente eudicotiledóneas.

Plantas fanerógamas o espermatofitos: características, clases y ejemplos

Las plantas fanerógamas, en la actualidad reconocidas bajo la terminología espermatofitos, son plantas superiores que constituyen un grupo bastante homogéneo. Las fanerógamas se dividen en dos grandes grupos; las gimnospermas y las angiospermas. Las angiospermas, a su vez, también se dividen en dos grupos, las monocotiledóneas y las dicotiledóneas.

Las plantas fanerógamas se caracterizan por su organización externa, donde se aprecia claramente la raíz, el tallo, las flores, las hojas y los frutos con sus correspondientes semillas. También se distinguen por su composición interna, donde los tejidos están perfectamente delimitados y especializados en cuanto a su estructura y funcionamiento.

Las fanerógamas son plantas esencialmente terrestres, aunque algunas especies se han adaptado al medio acuático, siendo bastante comunes en aguas de poca profundidad de los mares tropicales o del Mediterráneo. En ese entorno desempeñan un papel importante como estabilizadores del sedimento y como productores primarios.

Ejemplos de fanerógamas gimnospermas son los pinos, los abetos, los abedules o el ginkgo biloba, mientras que en el grupo de las fanerógamas angiospermas está la cebolla, el maíz, la rosa o el jacarandá.

Plantas monocotiledóneas: características, clasificación y ejemplos

Las plantas monocotiledóneas conforman uno de los dos grandes grupos, junto a las dicotiledóneas, de las angiospermas. Las monocotiledóneas, de hecho, descienden de las dicotiledóneas, tras un periodo evolutivo iniciado mucho tiempo atrás. Existen más de 50.000 especies de monocotiledóneas. Se caracterizan por poseer una única hoja embrionaria o cotiledón en sus semillas. Su raíz carece de eje central, es ramificada o fasciculada y de corta duración. El tallo no acostumbra a ser ramificado, y aunque no poseen cambium vascular de crecimiento, por lo que respecta a su grosor, ciertas especies lo hacen por otros medios, interponiendo nuevos haces cerrados. En las plantas herbáceas, que son amplia mayoría entre las monocotiledóneas, el tallo es hueco. Las hojas no suelen tener peciolo y sus nervaduras son paralelas. Por lo que respecta a las flores se observan tres pétalos y estambres en la mayoría de casos o, en su defecto, múltiplos de tres.

Ejemplos de plantas monocotiledóneas son las gramíneas o los cereales, tan importantes en nuestra alimentación. También el aloe, el tulipán, el plátano, el naranjo o los nardos, entre otros muchos, pertenecen a este grupo.

El sistema de clasificación de las plantas monocotiledóneas, así como el de todas las plantas en general, han sufrido diversas modificaciones. El que se expone a continuación es la última versión del sistema de clasificación APG III según criterios filogenéticos:

Clado monocotiledóneas. Órdenes:

  • Acorales.
  • Alismatales.
  • Asparagales.
  • Dioscoreales.
  • Liliales.
  • Pandanales.
  • Petrosaviales.
Clado commelínidas:

  • Arecales.
  • Commelinales.
  • Poales.
  • Zingiberales.
  • Dasypogonaceae (no circunscrita a ningún orden).

Plantas dicotiledóneas: características, clasificación y ejemplos

Las plantas dicotiledóneas componen el grupo más diversificado, con unas 200.000 especies. Aunque existen numerosas plantas herbáceas, el predominio corresponde a las dicotiledóneas con características arbóreas. Se caracterizan por emitir dos cotiledones por parte del embrión. Las flores están formadas por 4 verticilos: cáliz, corola, androceo y gineceo. El crecimiento, partiendo del cambium vascular, es el que posibilita la formación de la madera y la corteza en las plantas leñosas. Los haces vasculares se disponen concéntricamente, lo que se observa fácilmente si se efectúa un corte transversal. Las hojas suelen presentar una nervadura reticulada. La raíz principal se desarrolla a partir de la radícula.

Sistema de clasificación APG III para las plantas dicotiledóneas:

Clado eudicotiledóneas. Órdenes:

  • Proteales.
  • Buxales.
  • Trochodendrales.
  • Ranunculales.
  • Sabiaceae (sin orden circunscrito).
Clado gunnéridas. Órdenes:

  • Gunnerales.
  • Saxifragales.
  • Dilleniaceae (sin orden circunscrito).
  • Clado rósidas. Órdenes:
  • Vitales.
Clado fábidas. Órdenes:

  • Cucurbitales.
  • Celastrales.
  • Fabales.
  • Fagales.
  • Malpighiales.
  • Oxalidales.
  • Rosales.
  • Zygophyllales.
Clado málvidas. Órdenes:

  • Brassicales.
  • Berberidopsidales.
  • Caryophyllales.
  • Crossosomatales.
  • Geraniales.
  • Huertales.
  • Malvales.
  • Myrtales.
  • Pricamniales.
  • Sapindales.
  • Santanales.
Clado astéridas. Órdenes:

  • Cornales.
  • Ericales.
Clado lámidas. Órdenes:

  • Garryales.
  • Gentianales.
  • Lamiales.
  • Solanales.
  • Borabinaceae, Vahliaceae, Icacinaceae, Metteniusaceae, Oncothecaceae (familias sin orden circunscrito).
Clado campanulas. Órdenes:

  • Apiales.
  • Aquifoliales.
  • Asterales.
  • Bruniales.
  • Dipsacales.
  • Escalloniales.
  • Paracryphiales.
Ejemplos de plantas dicotiledóneas son los sauces, castaños, cactus, espinacas, acelgas, eneldo, laurel, guisantes o garbanzos, entre muchos otros.

Si el artículo te ha parecido interesante ayuda a su difusión con un clik en "me gusta".

Podéis seguir mis artículos en Twitter.