Las plantas han sido empleadas para aliviar los males de la humanidad desde tiempos remotos. El conocimiento empírico acerca de las plantas medicinales y sus efectos curativos se acumuló durante milenios y posteriormente pasó a ser parte integral de sistemas y tradiciones curativas como el ayurveda en la India, la medicina tradicional china o las tradiciones curativas de los indios norteamericanos.

Algunas de las más conocidas plantas medicinales son:

· Aloe vera:

- El aloe vera tiene funciones antisépticas

- Es cicatrizante, ya que con sus nutrientes naturales ayudan a la regeneración de las células de todas las capas de la piel. Muy eficaz para las quemaduras.

- Es un anti-inflamatorio natural y analgésico, por ello es ideal para su utilización local en articulaciones en proceso inflamatorio, como artritis o artrosis

- Es antiviral y antitóxico

- Por su acción anti-inflamatoria y analgésica, es ideal para su utilización local en articulaciones en proceso inflamatorio; así como artritis, reumatismo y dolor muscular.

· El tomillo: Puede usarse como infusión, extracto fluido o como jarabe. Sus propiedades medicinales abarcan afecciones como:

- Catarros

- Afecciones de las vías respiratorias.

- Tos ferina.

- Trastornos gastrointestinales.

- Falta de memoria.

- Anemia.

- Antirreumático.

- Dolor de cabeza.

- Inflamaciones bucales.

- Infecciones de la piel.

- Retención de líquidos.

En su uso externo destaca por sus propiedades vulnerarias, desinfectantes y cicatrizantes, siendo utilizada también en dermatología y cosmética.

· La manzanilla: Normalmente se toma en infusión y es:

- Digestiva

- Sudorífica

- Calmante

- Descongestiva tónica.

Está indicada para combatir los cólicos del estómago, del intestino, de la matriz, cólicos del uréter y de la vejiga, enfermedades infecciosas como gripe, catarros, resfriados y dolores nerviosos de cabeza.

· El ajo: Se puede tomar entero, sin masticar como si fuera una pastilla.

- Reduce el nivel de grasa y colesterol en la sangre.

- Hace la sangre más fluida y así, disminuye el riesgo de infarto y trombosis.

- Previene el cáncer.

- Es un potente bactericida.

- Aumenta la potencia sexual.

- Es útil contra la bronquitis, la tos y el catarro.

- Se puede usar como desinfectante.

- Muy útil contra los parásitos.

- Puede utilizarse como antiséptico.

- Es un antibiótico natural.

· La borraja: se suele utilizar en infusión, jugo o enolito; también en emplasto.

- Depurativa

- Emoliente

- Expectorante

- Sudorífica

- Lenitiva antiinflamatoria

- Descongestiva

- Astringente

- Diurética

Es eficaz para catarros en vías altas, infecciones respiratorias, bronquitis, anginas, traqueítis y calma la tos.

· La tila: Beber una infusión de tila es una de las maneras más comunes y naturales de calmar los nervios, inducir al sueño y ganar la tranquilidad que hace falta.

- Antitusiva

- Hipnótica

- Efecto relajante

- Antiespasmódica

- Tranquilizante

· La ajedrea: Es un aceite esencial rico en ácidos fenólicos. Se puede hervir y usar su coción o se puede hacer uso tópico.

- Sedante

- Digestivo

- Para las afecciones de los riñones

- Como colutorio para las encías en forma de enjuagues.

- Antidiarreico

- Antiespasmódica

- digestiva

· El ajenjo: Su uso puede ser como infusión para su toma interna, repetimos la idea del primer párrafo, como máximo una cucharada en dos infusiones al día. También se puede aplicar con hojas hervidas de esta planta, tras escurrirlas y machacarlas para aplicarlas sobre las articulaciones, calmando el dolor de toda la zona.

- falta de apetito

- digestión lenta

- Estreñimiento

- falta de menstruación

- Reumatismo

- Gota

- enfermedades del hígado y de las vías biliares.

Alguna de las plantas curativas las podemos encontrar en el campo, otras están en herboristerías, en forma de capsula, comprimidos, crema, elixir, infusión, jarabe, ungüento, etc.