Tener plantas en el hogar es una idea excelente puesto que la existencia de plantas frutales, florales y ornamentales son beneficiosas para el ser humano. Todo es cuestión de hacer una buena elección de acuerdo con los gustos de las personas y saber los lugares donde deben ser ubicadas.

Cabe destacar que es una prioridad, antes de adquirir una planta, investigar qué tipo de plantas son las que pueden ir dentro de la casa y cuáles definitivamente deben estar en una entrada o en un patio.

Muchas personas gustan de la decoración en verde ya que las plantas son un complemento sobre todo en casas espaciosas a las que se les puede agregar otros accesorios. Pero las casas pequeñas no están marginadas de esta posibilidad; sólo es cuestión de un poco de ingenio. Una buena decoración permitirá que aquel espacio necesario esté disponible.

Tipos de plantas para interiores

Es importante saber cuáles son aquellas plantas ideales para los interiores. Estas plantas normalmente requieren de poca luz y agua, y eso las hace idóneas para estar en casa.

A continuación, se presenta una pequeña lista de las plantas que son ideales para ser colocadas dentro de la casa y decorarla.

  • Potos: Necesitan estar colgadas y en un espacio cerca de la luz. Se recomienda colocarlas cerca de las ventanas.

  • Aspidistra: Una planta resistente que requiere de sombra y poco riego.
  • Tronco de Brasil: Una planta que no necesita mucha luz y es resistente a la sequía. Puede ser colocada en cualquier parte de la casa.
  • Cactus: Existen muchas variedades de cactus, pero en su mayoría pueden estar en maceteros pequeños, se deben regar de manera escasa, pero necesitan de luz, por lo que son ideales para estar en los ventanales.
  • Dracena: Una planta que no requiere mucho sol ni espacio. Puede llegar a medir hasta dos metros y la forma de regarla debe ser moderada.
  • Sansevieria: Ideales para lugares oscuros, no requiere mucho riego, y puede vivir hasta quince años con cuidados escasos.
  • Anglaonema: Ideal para interiores, no requiere de mucha luz, debe ser regada de forma habitual, pero es no tolerante al frío.
  • Helechos: Los helechos sirven para colgar, necesitan suficiente luz, por lo que es recomendable que estén en la entrada o patio de la casa; requieren riego abundante para su crecimiento y hermosura.
  • Ficus: Una planta muy llamativa y linda, que puede ser usada en exteriores para adornar o en el interior como un bonsái.
Beneficios de tener plantas en casa

El mencionar que son energéticas abarca una serie de cosa más que dan las plantas a los hogares en beneficio del ser humano.

Son reductoras del estrés, ya que ayudan a que el ambiente se tranquilice. Atraen las buenas energías.

Para el caso de oficinas, está demostrado que tener plantas ayuda a mejorar la eficiencia de los trabajadores, a parte de armonizar el ambiente de trabajo.

Ayudan a disminuir el polvo, tanto en las casas como en las oficinas, hasta en un 20% de la cantidad habitual.

Reducen los niveles de dióxido y de nitrógeno, que son gases dañinos y pueden afectar la salud de los seres humanos.

Consejos para elegir y mantener las plantas

Al momento de elegir una planta, es necesario reflexionar sobre las condiciones del hogar. Para casas grandes y espaciosas, con patio, jardinera y entrada, cualquiera de las plantas anteriores pueden servir, e incluso se puede tener árboles frutales.

Para casas pequeñas u oficinas en donde sólo se dispone del interior, sería bueno colocar plantas, como cactus, en las ventanas, dracena en la sala y sansevieria.

Podar aquellas hojas que estén marchitas ayudará a que las plantas se pongan mucho más lindas y radiantes.

Establecer un solo sitio para colocarlas, preferiblemente la sala, y no cambiarlas mucho de lugar ya que eso no agrada a las plantas, y se pueden marchitar.

Evitar colocar plantas sobre las mesas por el constante movimiento al que están expuestas y porque se podrían caer.

Elegir maceteros que no guarden demasiada humedad porque podría ser contraproducente y matar a la planta.

Evitar tener plantas en dormitorios y escoger lugares más vistosos y espaciosos para que puedan dar toda la energía necesaria.

Evitar tener las plantas cerca de la cocina o de lugares muy calientes pues no resistirán y, por ende, morirán.

Las plantas también son seres vivos y es el deber de sus dueños cuidarlas y mantenerlas bonitas.