Los colores son efecto de la percepción visual de los seres humanos y cada color puede inspirar diferentes tipos de sentimientos y emociones y son una buena alternativa para pintar casas.

La casa, para los seres humanos es como un templo donde se realizan actividades y se cumplen con las funciones básicas y por ende este debe tener un buen ambiente por cuestión de comodidad y confort.

Actualmente existen muchas tonalidades de los colores que son muy llamativas, bonitas y también crean un ambiente de paz y armonía.

Energía de los colores

Se entiende que los colores primarios son el amarillo, azul y rojo y que de la mezcla de estos colores tiene una inmensa gama de colores y tonalidades.

El amarillo está representado como un color de luz y calor, mientras que el azul representa la paz y la tranquilidad y el rojo las emociones y la pasión.

La mezcla que resulta del color amarillo con el rojo es denominada como ardiente, mientras que la mezcla del rojo y azul o del azul con el amarillo está denominada como fría.

Los colores ardientes son los que reflejan los sentimientos como el amor y las emociones como la pasión, mientras que los colores fríos están más ligados con la paz, la fortuna y el equilibrio emocional.

Dentro de estas denominaciones existen subdenominaciones, donde aparecen los colores cálidos como el naranja o la baja tonalidad de los colores rojo y amarillo y los colores frescos como el verde y la baja tonalidad del azul, que viene a ser el celeste.

También están los colores claros o pastel, que son las bajas tonalidades de todos los colores y los colores oscuros o fuertes.

Los colores brillantes en cambio son normalmente los primarios y secundarios, con una tonalidad fuerte y llamativa a la vista, como el naranja, violeta, amarillo, verde limón, entre otros.

El blanco representa pureza y bondad, mientras que el negro significa tiniebla y carencia de vida.

Pintar exteriores de casas

Normalmente no existe una regla general para pintar los exteriores de las casas, ya que puede elegirse tanto colores claros, oscuros, brillantes o pasteles, pues todos se ven muy bien y ningún color en el exterior oscurece o aclara una casa.

Usualmente se requiere dos colores para pintar el exterior; el de base y el de combinación. El de base es el que se usa en las paredes y tiene una tonalidad clara o media y el de combinación se utiliza en pilares y bordes y su tonalidad es fuerte.

Pintar interiores de casas

Para casas grandes, espaciosas y con bastante luminosidad, los colores fríos y oscuros en las habitaciones son ideales porque crean una sensación de calma y ayudan a un mejor descanso.

La sala, comedor, estudio y cocina siempre deben llevar colores que combinen con el mobiliario. Para estos espacios grandes los colores fuertes como el azul, el rojo, el verde oscuro y el marón sirven de mucho, porque dan un ambiente alegre a la casa.

En casas pequeñas existen muchas más limitaciones, debido a que en la mayoría hay poca luz y los colores oscuros o muy fuertes hacen ver una sensación de estrechez y oscuridad y podrían tener el efecto contrario. Estas casas, tanto en habitaciones como en la sala, comedor y cocina, deben pintarse con colores pastel o blanco para hacer ver un ambiente más claro.

Cada color tiene su energía

Para hacer la elección adecuada de los colores para el hogar es necesario saber qué clase de energía contiene cada color y así obtener el resultado deseado.

Blanco: Significa bondad, pureza e inocencia; invoca a la luz a la claridad y a los buenos deseos. Ayuda a purificar la mente y es recomendable en habitaciones para bebés.

Amarillo: Energía, alegría, inteligencia y brillantez. Ayuda a aclarar las confusiones

Azul: Estabilidad emocional, fe, verdad, lealtad, armonía y paz. Merma temores y da buena vibra

Rojo: Valentía, pasión, fuerza y agresividad; también está ligado con el amor. Ayuda a quitar la depresión.

Verde: Equilibrio tradicional y esperanza. Revitaliza el espíritu, atrae la compasión y equilibra las emociones.

Púrpura o morado: Serenidad. Ayuda a tranquilizar las fuertes personalidades.

Naranja: Energía total. Ayuda a estimular la potencia del ser humano.

Celeste: debido a su luminosidad, es ideal para habitaciones o estudios, ya que ayuda a la concentración

Gris: Creatividad. Sirve para encaminarse al éxito en las actividades.

Marrón: Calidez y masculinidad dependiendo de la fuerza de su tonalidad

Dorado: Fuerza para la mente y el cuerpo

Plata: Paz y liberación de dolencias y enfermedades

Violeta: Este color va ligado con la estabilidad mental, ya que ayuda a mermar ansiedades y obsesiones, ya que irradia un ambiente de paz y serenidad.

Café: El color café tiene que ver mucho con la salud y representa calidez. Las tonalidades más fuertes sirven para los exteriores y las más claras para interiores

Rosado: Es un color que puede ser utilizado en habitaciones, debido a su tonalidad baja y porque da buenas vibras, sobre todo en el caso de personas enfermas.

Negro: Elocuencia, majestuosidad y poder. No recomendable para paredes, sino para vestimenta.