El pescado en escabeche es un plato básico del recetario mediterráneo. Es una manera muy práctica de mantener las propiedades del pescado ya que el aceite ayuda a la conservación y lo mantiene fresco durante más días. El escabeche, muy utilizado como medio de conservación en España, es, en realidad, una forma de conserva de origen árabe. En este caso, presento el escabeche que hace mi madre, de sabor suave y muy económico. Es muy fácil y rápido de preparar.

Para esta receta puedes utilizar caballa o trucha o cualquier tipo de pescado azul. Recomiendo la caballa por su sabor, más intenso, aunque los que son poco fanáticos del pescado preferirán la trucha, de sabor más delicado y que además, en este plato, mantiene su color salmón. Cualquier pescado azul quedaré perfecto si sigues esta receta.

Es un plato que se sirve frío, facilísimo de hacer y que puede prepararse con varios días de antelación. Una forma muy rica y sencilla de comer pescado fresco. Recomiendo utilizar aceite de oliva virgen para darle más sabor y consistencia al escabeche. Puedes utilizar el tipo de pimentón que más te guste: dulce, agridulce o picante y siempre que puedas utiliza pimentón de La Vera, uno de los mejores del mundo.

Ingredientes

(Para dos personas)

  • 2 caballas o truchas
  • 2 vasos de aceite de oliva
  • 5 ajos
  • 1/2 vaso de vinagre
  • 1 cucharada de postre de pimentón
  • 1 vaso de harina
  • 1 hoja de laurel
  • Pimienta en grano y sal

Preparación

  1. Salar y enharinar el pescado.
  2. En una sartén pon un vaso de aceite de oliva a calentar. Freír el pescado por ambos lados. Una vez frito sacarlo a una fuente de cristal Pyrex.
  3. Pelar los cinco ajos y cortarlos en láminas.
  4. Poner a calentar un vaso de aceite limpio en otra sartén. Antes de que se caliente del todo, poner el ajo laminado, cinco o seis granos de pimienta y la hoja de laurel.
  5. Cuando los ajos empiecen a freírse y antes de que se doren, retirar la sartén del fuego. Añadir en este momento el pimentón y con cuidado de que no salte, el medio vaso de vinagre. Volver a poner la sartén en el fuego, a temperatura media/fuerte y dejarlo calentar durante dos o tres minutos.
  6. Retirar la sartén del fuego y verter el contenido sobre el pescado frito.
  7. Dejar enfriar y ya está listo para comer.
Este plato puede acompañarse con una ensalada verde de lechuga y tomate. Un plato perfecto para el verano.