Las perífrasis verbales son combinaciones sintácticas en las que un verbo auxiliar, que aparece en forma personal, incide sobre un verbo auxiliado, construido en forma no personal (infinitivo, gerundio, participio).

Las perífrasis de gerundio muestran una acción o un proceso en estado de desarrollo y son siempre aspectuales. La mayoría de los auxiliares de las perífrasis tienen usos independientes como verbos de movimiento, por ejemplo: ir, venir, seguir, llevar, andar, etc.

Tipos de perífrasis de gerundio

Estar + gerundio

Esta perífrasis presenta una situación comenzada, pero aún no finalizada; expresa un aspecto progresivo. Es muy utilizada con predicados que expresan actividades sin límite natural: mirando, pensando, lloviendo (Está lloviendo todavía).

Estar + gerundio aparece muchas veces con los adverbios aspectuales ya (Ya están jugando el partido) para indicar que la acción ha comenzado; y aún y todavía (Todavía están jugando el partido), para mostrar que aún no ha terminado la acción.

Ir + gerundio

Esta perífrasis no es solo progresiva, sino también incremental o acumulativa: muestra como un proceso se realiza en etapas sucesivas hasta llegar a un final (Voy ganando dinero poco a poco). Estas perífrasis se usan para expresar cambios graduales, con locuciones como poco a poco, a medida que, sucesivamente, etc. (El enfermo va mejorando notablemente).

Venir + gerundio

Describe un proceso que se desarrolla a partir de un punto anterior al acto del habla que puede incluso prolongarse más allá (Nos viene diciendo mentiras), o cerrarse antes (Nos vino diciendo mentiras). A menudo su construcción va acompañada de modificadores que indican el límite inicial o final del proceso, o su duración: Venía ganando desde hacía años, Vengo diciéndote que hasta ahora no ha pasado nada.

Andar + gerundio

Describe acciones que se interrumpen o se desarrollan en modo intermitente. Se puede construir en todos los tiempos verbales, excepto en imperativo; y, generalmente, añade connotaciones negativas o carácter inapropiado: Anda preguntando a todo el mundo lo mismo.

Llevar + gerundio

Esta perífrasis exige una expresión cuantificativa que tenga carácter argumental: puede designar un periodo durante el cual se mantiene cierto estado (Llevo media hora esperando el autobús) o marcar el límite inicial (Repite lo mismo que lleva diciendo desde la mañana).

Seguir / continuar + gerundio

Aquí se presupone que el proceso tenía lugar en un momento anterior y expresa la persistencia del momento: Siguió corriendo hasta llegar a la meta.

Se mantiene viva la polémica acerca de si las perífrasis de gerundio son propiamente perífrasis verbales o si se trata de construcciones en donde el gerundio se utiliza en función de complemento predicativo (Lleva dos meses viviendo allí).