El pensamiento también es conocido por flor de la Trinidad o trinitaria. Es una planta herbácea anual de la familias de las Violáceas con un tallo ramoso y frágil que puede llegar a crecer hasta los 40 cm de altura, aunque en los lugares fríos su tamaño es menor.

La hojas de la flor de la Trinidad largamente pecioladas, son acorazonadas y con los bordes dentados; el peciolo de las hojas inferiores se acorta en las superiores. Sus grandes flores surgen en solitario desde las hojas superiores y con cinco pétalos redondeados de tres colores que van del blanco al rojo, de ahí su nombre de Viola tricolor. El fruto es capsular con muchas semillas de color pardo.

Viola tricolor o pensamiento

El uso medicinal del pensamiento o trinitaria es relativamente moderno, no se encuentra mención en los clásicos de siglos anteriores, a excepción del siglo XVI cuando empezó a ser utilizado en Europa occidental contra las enfermedades de la piel.

En la costa mediterránea desde Cataluña a Málaga se encuentra la Viola arborescens, una violeta silvestre, leñosa en su base y de hojas puntiagudas. Se desarrolla entre matorrales y sus flores y hojas se utilizan como remedios pectorales.

Pensamiento planta medicinal

Es una planta de jardín muy común en España, pero también crece en terrenos yermos y entre las mieses de los campos cultivados. En cuanto a su floración, en las montañas lo hace lentamente, extendiéndose durante todo el verano, en cambio, en los terrenos de poca altitud acostumbra a hacerlo entre febrero y marzo.

Para su recolección se recoge toda la planta y se la deja secar en un sitio aireado y a la sombra, pues si se expone a la acción solar se daña y pierde parte de sus propiedades. Dentro de sus variedades silvestres la mejor es la que crece entre las mieses.

Propiedades del pensamiento

Los principales componentes conocidos de esta planta medicinal, están el ácido salicílico y violacuercitrina, que es un pigmento amarillo. Tiene vitamina C en abundancia y también resina, goma, sustancias amargas y albúmina.

Entre las propiedades de la planta pensamiento destacan las tónicas, depurativas, expectorantes, laxantes, emolientes, sudoríficas, cicatrizantes, calmantes, antidermatosas, sedantes y antirreumáticas al igual que la planta ulmaria. Y se aplica en casos de edemas, gota, reumatismo, diarreas, trastornos urinarios, catarro, granos, forúnculos, acné, eccemas, heridas, llagas, urticaria o herpes.

De la planta Viola tricolor con fines terapéuticos se puede utilizar entera o bien solamente su flores, incluso así sus propiedades son las mismas. Las flores de sabor agridulce, son comestibles y muy apreciadas por la Nouvel Cousine; con ellas, por ejemplo, se decoran exquisitas recetas de galletas con flores de pensamiento

Uso medicinal del pensamiento

Una infusión de 20 gramos de planta pensamiento en un litro de agua es diurético, y esta misma infusión aumentada en en otros 20 gramos va muy bien para la gota y el reuma. Los jarabes de la Viola tricolor son expectorantes, se hacen con 40 gramos de la planta, el doble de azúcar y otro tanto de agua, y todo ello se deja hervir reposadamente.

Las cataplasmas hechas con pensamiento son cicatrizantes, para ello se mezcla con leche un puñado de sus flores y hojas bien trituradas. Y para eccemas una infusión de 60 gramos de la planta en un litro de agua hirviendo.

La raíz del pensamiento es vomitiva al igual que la de la violeta, sin embargo, su polvo rallado y diluido en agua edulcorada y siempre que se tome con cautela sirve tanto como laxante como contra las diarreas y los catarros.

Precauciones en la toma de pensamiento

Las infusiones, decocciones y demás preparaciones de uso interno ocasionalmente pueden ser un purgante, producir vómitos o que la orina adquiera un olor algo desagradable.

Si le gusta el artículo, puede usar el feedback para compartir en Twtter, Google+1 o Facebook.