Las penas privativas de libertad implican como su mismo nombre indica la pérdida de libertad ambulatoria del condenado. Éste deberá permanecer en el interior de una establecimiento el tiempo que se determine en sentencia, sin perjuicio de que parte de la condena pueda cumplirla en contacto con el exterior o, incluso, en régimen de libertad, sometiéndose, en su caso, al cumplimiento de unas determinadas condiciones o reglas de conducta.

Clases

Según se dispone en el artículo 35 del Código Penal son penas privativas de libertad la prisión, la localización permanente y la responsabilidad personal subsidiaria por impago de multa.

Prisión

La pena de prisión se configura en la nueva redacción del Código Penal español como grave cuando es superior a cinco años y menos grave si oscila entre los tres meses y los cinco años. Es conveniente señalar que, según el mismo cuerpo legal, la pena de prisión tendrá una duración mínima de tres meses y máxima de veinte años, salvo lo que excepcionalmente disponga la Ley.

Excepciones al límite máximo

Hay que tener en cuenta que el artículo 76 del Código Penal prevé para la situación de concurso real de delitos, esto es, realización de dos o más acciones que dan lugar a dos o más delitos, límites que pueden llegar hasta los cuarenta años, en los dos casos siguientes:

- Que el sujeto haya sido condenado por dos o más delitos y, al menos, dos de ellos estén castigados por la ley con pena superior a 20 años.

- Que el sujeto haya sido condenado por dos o más delitos de terrorismo y alguno de ellos lleve aparejada prisión superior a 20 años.

Beneficios penitenciarios

La ejecución de la pena de prisión se divide en grado, entre los que cabe distinguir, el primer, segundo y tercer grado, y seguidamente, la libertad condicional. A su vez, el cumplimiento de cada uno de estos grados llevará aparejados caracteres distintos, siendo el del primer grado en régimen cerrado, el segundo grado en régimen ordinario, el tercer grado en régimen abierto y, por último, la libertad condicional en régimen de libertad condicional como su propio nombre indica.

Además, como medida de seguridad, los condenados a pena de prisión superior a cinco años no pueden acceder al tercer grado de tratamiento penitenciario mientras no hayan cumplido la mitad de la pena que les fue impuesta en Sentencia.

Localización permanente

Su cumplimiento obliga al condenado a permanecer en su domicilio o en un lugar determinado fijado por el Juez en Sentencia.

Viene como una pena leve con una duración de hasta doce días. Dicho límite podrá ser superado en el caso de que el condenado cumple la responsabilidad personal subsidiaria por impago de multa a través de dicha pena.

Excepcionalmente, y en función a las circunstancias de cada caso, el Juez o Tribunal sentenciador podrán acordar que la condena se cumpla durante los sábados y domingos únicamente.

Incumplimiento

Se advierte que si el condenado incumpliere la pena, el Juez o Tribunal deducirá testimonio por quebrantamiento de condena. En caso de ser condenado por este delito, la pena a imponer sería la de prisión de seis meses a un año.

¿Cuándo se aplica la pena de localización permanente?

Se trata de una respuesta punitiva prevista para las faltas tipificadas en los siguientes preceptos:

- Como pena alternativa a la de multa, en los artículos 617, 618.1, 623, 625, 629, 630, 635 y 637 del Código Penal.

- Como pena alternativa a los trabajos en beneficio de la comunidad, en los artículos 626 y 620 del Código Penal.

- Como pena acumulativa a la multa, en el artículo 633 del Código Penal.