El cine se ha valido de todo a la hora de contar historias. El mundo de la moda no podía ser dejado de lado. Las películas se han encargado de mostrar el costado más glamoroso del mundo fashion pero también han recorrido su lado más oculto. Los siguientes films son un ejemplo de las distintas miradas de la moda que el cine ha reflejado en los últimos tiempos.

Los 90 estuvieron dominados por Prêt-à-porter y Gia: el lado oscuro de la moda

  • Prêt-à-porter de 1994. El asesinato se cuela en el evento más importante del mundo del diseño: la semana de la Moda de París. Gran cantidad de estrellas internacionales como Marcello Mastroianni, Sophia Loren, Kim Basinger, Tim Robbins y Rossy de Palma encarnan a diseñadores, modelos, fotógrafos y periodistas alrededor de los cuales gira la sospecha: cuál de ellos es el asesino. La lucha de egos es la verdadera protagonista de la historia. El film fue dirigido por el prestigioso Robert Altman.
  • Gia de 1998: La película que lanzó a la fama a Angelina Jolie, cuenta la historia real de Gia Marie Carangi, una exitosa modelo que alcanzó rápidamente la fama durante los años ’70 y ’80, pero cuyos problemas afectivos la llevaron a una fuerte adicción a las drogas y por éstas a contraer HIV, el cual le provocó una muerte precoz. El lado más oscuro de la pasarela.

Zoolander, Prada y Chanel en las películas del siglo XXI: modelos, revistas y diseñadores en el cine

  • Zoolander: un descerebrado de moda (“Zoolander”) de 2001. Esta comedia fue protagonizada, escrita y dirigida por Ben Stiller. Es una parodia al mundo de la moda. El protagonista es Derek Zoolander, un exitoso modelo con muy pocas neuronas que es engañado por un poderoso empresario que a través de la hipnosis intenta que Derek asesine al primer ministro de Malasia. Situaciones completamente absurdas a la orden del día hacen que el film no se tome demasiado en serio al mundo fashion. La película incluye cameos de varios famosos como Lenny Kravitz, David Bowie, Gwen Stefani, Victoria Beckham, Paris Hilton, Heidi Klum, Claudia Schiffer, Donatella Versace y Tommy Hilfinger.
  • El diablo viste de Prada (“The devil wears Prada”) de 2006. La última gran película sobre el mundo de la moda, es una comedia protagonizada por la brillante Meryl Streep, nominada al Oscar por este papel, y la ascendente Anne Hathaway. El film se basa es el best seller homónimo escrito por Lauren Weisberger. Una joven periodista, Andy, consigue un empleo en Runway, la revista más exitosa de moda de Estados Unidos, como asistente de Miranda Priestly, la cínica y exigente editora de la revista. Los prejuicios de Andy sobre la frivolidad e inutilidad de la moda se irán desvaneciendo y la llevaran por caminos inesperados, pudiendo probar que el éxito tiene su precio. Se cree que el personaje de Miranda Priestly está basado en la famosa editora de la revista Vogue. Vestidos, bolsos y zapatos para ver una y otra vez.
  • Coco, de la rebeldía a la leyenda de Chanel (“Coco avant Chanel”) de 2009. Esta biopic recorre la vida de la diseñadora, interpretada por Audrey Tautou, antes de convertirse en la pionera del diseño de indumentaria femenino. El amor, el abandono y el fracaso fueron el puntapié para convertir a Coco en leyenda. El lado desconocido de uno de los nombres más celebres de la moda. El film obtuvo una nominación al Oscar como Mejor Diseño de Vestuario.
La realización de películas sobre moda se está volviendo cada vez más habitual, como así también la participación de diseñadores de moda en la confección de vestuarios de las grandes películas. Los límites se desdibujan y, para alegría de muchos, la gran pantalla se convierte en pasarela.