El enamoramiento y el deseo sexual son elementos instintivos que no necesitan mayor definición aparte de las investigaciones biológicas y químicas acerca de los mismos. Pero, ¿y el amor? ¿Qué es realmente ese sentimiento que varía según los contextos y constructos culturales? Difícil de definir , pero siempre presente.

Si antiguamente la imagen del amor era la de dos amantes aislados de un contexto represor en el que las relaciones íntimas sólo podían darse con aceptación entre hombre y mujer en el ámbito del matrimonio, la imagen ha evolucionado en la medida que lo hacía la sociedad.

A día de hoy se puede pensar en varias imágenes, pero si hay una que está inevitablemente unida al siglo XX y comienzos del XXI esa es la de la recreación del sentimiento amoroso a través de su recreación en la observación de una película de temática amorosa.

Tanto es así, que se puede afirmar sin termor a equivocarse que muchos ritos o costumbres amorosos se han desarrollado a raíz de pautas en diferentes "pelis". Tanto es así, que marcan tendencia en otras manifestaciones de amor anteriores: postales románticas y retratos de amor, entre otros.

Listado de películas para San Valentín

A continuación se ofrece un listado de películas románticas ideales para ver en San Valentín:

  • Casablanca. Imprenscindibles Humphrey Bogart e Ingrid Berman en un espacio atemporal en el que los reencuentros y la necesidad de evasión de sus protagonistas imponen sus normas.
  • Pretty Woman. La historia de un cliente de clase alta y una prostituta callejera desembocan en una fantasía romántica entre Richard Gere y Julia Roberts que evocan en el espectador las fantasías de los cuentos de príncipes y princesas.
  • Titanic. El acierto del director James Cameron es hacer girar una tragedia del siglo XX en torno a una pareja de amantes transgresora que trata de adaptarse a los arquetipos de la historia romántica tradicional: enamorado pobre y bohemio y enamorada de clase alta y cuya visión vital cambia a raíz de ese encuentro truncado por el hundimiento del trasatlántico.
  • El cartero (y Pablo Neruda). Historia de amor en todas sus dimensiones (erótico, paterno-filial, al trabajo, a la vida, etc.) en el marco de un territorio insular italiano.
  • El mismo amo la misma lluvia. La vida de dos amantes que se encuentran, se separan y reencuentran al ritmo de la historia argentina entre los años 70 y 90, pasando de la juventud a la madurez, de los ideales al cinismo y la acomodación en un contexto sediento de dinero y corrupción.
  • El hijo de la novia. Historia de amor crepuscular y coral, en un banquete de sentimientos: nostalgia, frustración, recuperación de los amores perdiods en la nostalgia.
  • La reina de África. ¿Quién no ha querido enamorarse de alguien que puede ser nuestro contrapunto en un rincón exótico en medio de una situación compleja? Igual esa querencia deriva de esa película.
  • Mi vida sin mi. Un canto a la vida: no retrasar aquellas cosas que conforman la vida.
  • Ghost. Amor más allá de la muerte.
  • Memorias de África. Para encontrar el amor, hay que encontrarse a uno mismo, aunque sea en un rincón perdido de África.
  • Los puentes de Madison. Amor maduro en medio del mundo rural de Estados Unidos. Excelente recital de Clint Eastwood y Meryl Streep.
  • Lady Halcón. Encuentro y desencuentros bajo maldiciones medievales.
  • Manual d'amore. Historia rosa y simpática, afloración de sentimientos bajo el cielo de Italia.
  • Cinema Paradiso. Declaración de amor al cine, subordinándose todos los demás amores.
A buen seguro, se podrán descargar en una página legal y recrear un amor virtual o lleno de besos.