Hollywood mira a todo el mercado del entretenimiento buscando nuevos éxitos de taquilla y la televisión es uno de los referentes. Son muchas las series que han tenido su adaptación cinematográfica. En la mayoría de las ocasiones son revisiones de series clásicas, pero en otras son productos realizados con el mismo equipo y actores.

Series de televisión que han dado el salto a la gran pantalla

La última serie en dar el salto a la gran pantalla es ‘El equipo A’, pero la lista de películas basadas en productos televisivos es extensa. Hay excepciones previas, pero el boom de este fenómeno se produjo en los 90. Y el referente de aquellas películas, mal recibidas normalmente por la crítica, eran series de los años 60.

Así sucedió con las olvidables ‘La familia Addams’ (1991), ‘Maverick’ (1994), ‘El Santo’ (1997), ‘Los vengadores’ (1998), ‘Perdidos en el espacio’ (1998), ‘Wild, wild west’ (1999). Antes, en 1983, Steven Spielberg produjo un filme hecho a base de historias cortas, como la serie, de ‘En los límites de la realidad’.

Los mejores títulos: ‘Los intocables’ y el ‘El fugitivo’

Para encontrar la primera gran adaptación cinematográfica de una serie de éxito hay que ir hasta 1987. Brian de Palma adaptó con maestría ‘Los intocables’, serie que dramatizaba la lucha de Eliot Ness y sus agentes con el mafioso Al Capone.

En 1993, ‘El fugitivo’, protagonizada por Harrison Ford, recogió con elegancia y estilo la historia del doctor Richard Kimble, acusado injustamente del asesinato de su esposa. David Janssen fue el Kimble televisivo en los años 60.

‘Misión imposible’ de De Palma

Otro notable éxito fue la adaptación de ‘Misión imposible’ que dirigió Brian de Palma en 1996, con Tom Cruise. La serie protagonizada por Peter Graves, se estrenó en 1966 y duró siete temporadas. La saga cinematográfica, con distintos directores, ha anunciado ya su cuarta entrega.

En la primera década del siglo XXI la apuesta de Hollywood ha sido la comedia, como ‘Embrujada’ o ‘Superagente 86’. Incluso ha llevado a ese género series de acción como ‘Starsky y Hutch’ o ‘Los ángeles de Charlie’, con resultados poco interesantes. En 2003 se estrenó ‘Swat’, adaptación de ‘Los hombres de Harrelson’.

La saga ‘Star Trek’

Un caso especial es el de ‘Star Trek’. La serie se estrenó en 1966. En los 70 se iba a relanzar en televisión, pero el éxito de varias películas de ciencia ficción animó a los productores. La tripulación original protagonizó seis películas y en 2009 se relanzó la franquicia con otra más.

‘Agárralo como puedas’, trilogía protagonizada por Leslie Nielsen, tuvo más éxito en el cine que su efímero precursor televisivo, ‘Police Squad’. Y ‘Dragnet’ fue una serie de éxito en los 50 y ya entonces tuvo una primera película. Contó con un remake televisivo en los 60, otro en 1998 y otro en 2003. Y tuvo una segunda película, ‘Dos sabuesos despistados’, en 1987.

Con el mismo equipo, ‘Twin Peaks’

Todas las anteriores, con nuevos actores, están basadas en series clásicas. Pero hay casos en que el salto a la gran pantalla es un nuevo mercado para el mismo producto. ‘Batman’ ya tuvo una película en 1966. ‘Power Rangers’, ‘Mr. Bean’ o ‘Hannah Montana’ son claros ejemplos de explotación comercial con la taquilla como único interés.

Quizá la pionera en este campo sea ‘Twin Peaks’, la serie creada por David Lynch en 1990. Al término de la serie, dos años después, y tras las críticas que recibió la conclusión televisiva, Lynch dirigió ‘Twin Peaks. Fuego, camina conmigo’, un filme que recreaba los momentos previos a la muerte de Laura Palmer que se investigaba en la serie.

‘Expediente X’, secuela tardía

‘Expediente X’ siguió pronto sus pasos. La serie se estrenó en 1993 y concluyó nueve temporadas después, en 2002. En 1998, en pleno éxito de la serie, se estrenó la película, que tuvo una continuación tardía en 2008. Series y películas tuvieron a David Duchovny y Gillian Anderson como protagonistas y a Chris Carter como creador.

Otro exitazo televisivo que no tardó en saltar a la gran pantalla fue ‘Sexo en Nueva York’. Sarah Jessica Parker, Kristin Davis, Cynthia Nixon y Kim Catrall protagonizan las cuatro temporadas que tuvo en la pequeña pantalla y las dos películas, de 2008 y 2010.

Más desconocida es ‘Firefly’, una serie de ciencia ficción que tuvo apenas 14 episodios. Creada por Joss Whedon, a la vez autor de ‘Buffy cazavampiros’, fue cancelada muy pronto y su éxito llegó después, gracias a Internet. Las aventuras de sus protagonistas continuaron en el cine con ‘Serenity’.

‘Corrupción en Miami’, entre ambas vías

A medio camino entre ambas vías se sitúa ‘Corrupción en Miami’. Michael Mann creó la serie en 1984, con Don Jonson y Philip Michael Thomas como protagonistas. En 2006, consagrado como un director de éxito, estrenó su versión cinematográfica, con Colin Farrell y Jaime Foxx al frente del reparto.

Televisión y cine, siempre de la mano.