El barrio del Ensanche (Eixample, en catalán) guarda los tesoros modernistas más emblemáticos de Barcelona. Es un barrio de calles amplias, estructuradas y que guardan tesoros en cada esquina.

El paseo puede comenzar por Rambla de Cataluña, llena de tiendas y restaurantes pensados para el turista. Y no sólo eso, es uno de los paseos más bonitos de la ciudad, como quedó retratado en Vicky Cristina Barcelona por Woody Allen.

El Paseo de Grácia

Paralela a la Rambla se encuentra la avenida principal de Barcelona, el majestuoso Paseo de Gracia. Una de las calles más caras del mundo, que cuenta con las mejores boutiques de moda de diseñadores internacionales y guarda tesoros modernistas declarados Patrimonio de la Humanidad. A la izquierda del paseo se encuentra la Manzana de la Discórdia, con edificios diseñados por arquitectos modernistas. El más importante es la Casa Batlló, obra de Antonio Gaudí, pero también se encuentran la Casa Ametller, la Casa Lleó Morera y la Casa Miralles. Pero aquí no acaba el espectáculo modernista, pues si seguimos subiendo se encuentra La Pedrera, una obra sin igual de formas onduladas y vivas. No hay un edificio como este, sin una sola línea recta, y que representa con exquisitez la naturaleza. En los alrededores de tanta belleza encontramos algunos de los mejores restaurantes de la ciudad, modernos y especializados en todo tipos de comidas. Eso sí, hay que preparar el bolsillo, pues la ubicación se paga.

La Sagrada Família

Al dejar atrás Paseo de Gracia, nos cruzamos con el eje de la ciudad, avenida Diagonal. Esta avenida, que cruza casi toda la ciudad y corta el distrito del Ensanche en dos, es sede de negocios, tiendas y restaurantes. No muy lejos se encuentra uno de los monumentos más importantes de Barcelona, representado hasta la saciedad... y eso que no esta terminado. Es el magnífico templo de la Sagrada Familia, también obra de Antonio Gaudí. Merece la pena disfrutar de la fachada del Nacimiento y entrar al templo porque no existe una construcción igual en todo el mundo. Hasta el momento sólo se han construido 8 torres y no se sabe con seguridad cuando se acabará, pero eso no le resta encanto.

El barrio de Grácia

El barrio de Grácia, cercano al de el Ensanche, es especial por su carácter cultural y vanguardista. Es sede de muchos centros culturales o de teatros alternativos.

Pero, sin duda, destaca por otra de las grandes obras de Gaudí que visten la ciudad: elParque Güell. Es una muestra de la gran libertad creativa de Gaudí, que representó las formas orgánicas de la naturaleza de un modo novedoso y original. Pasear por sus jardines depara sorpresas, como la entrada principal, el viaducto o el Calvario. También cuenta con la Casa Museo-Gaudí, donde vivió el arquitecto y se exponen algunas de sus obras.

Saliendo del parque esta una de las calles emblemáticas de la zona, Gran de Gracia. Llena de tiendas y restaurantes, destaca sobretodo uno: Botafumeiro. Es una de las marisquerias más famosas de la ciudad, conocida por servir comidas a clientes famosos de todo el mundo.

También merece la pena pasear por Travesera de Gracia, ver la Plaza del Diamante o la Plaza del Sol. Es un barrio lleno de vida, y esconde muchas ofertas culturales y gastronómicas variadas y originales. Es, en definitiva, una muestra del carácter barcelonés, distinto y vanguardista.