Las plantas medicinales constituyen un recurso de la medicina para tratar diversas afecciones. Estas drogas vegetales se suministran bajo diferentes formas; cápsulas, cremas, jarabes, infusiones, tinturas u otras. El origen de estos remedios vegetales nos retrotrae a la prehistoria, siendo una de las formas de medicina más extendidas y que se puede asociar a todas las culturas conocidas. La industria farmacéutica no ha sido ajena al potencial de los medicamentos naturales, y la investigación y las subsiguientes aplicaciones siguen estando en auge.

Cola de caballo

La cola de caballo es una planta interesante para las dietas de adelgazamiento. Se prepara en infusión. Es diurética, ya que facilita la eliminación de líquidos, y digestiva, actuando como un laxante ligero.

Romero

El romero es una de las plantas medicinales más conocidas e importantes. Sus aplicaciones son variadas. Entre sus propiedades destacan sus beneficios en el aparato digestivo y circulatorio. También sirve como cicatrizante y antiinflamatorio, así como para la ansiedad y el nerviosismo. Se puede preparar como infusión o en forma de crema.

Rosa mosqueta

La rosa mosqueta actúa como laxante suave. Es diurético, astringente, estimulante y ayuda al organismo a defenderse de las infecciones y desequilibrios del sistema inmunológico. También posee propiedades antioxidantes y actúa contra en cansancio y la debilidad. El aceite de rosa mosqueta se uso como cicatrizante de heridas, para las arrugas, las manchas de la piel, las estrías o quemaduras.

Tomillo

El tomillo es una de las plantas curativas más populares. Entre sus múltiples propiedades destaca su uso como digestivo. También ayuda a mejorar el sistema nervioso y circulatorio. Otra de sus propiedades reconocidas reside en su poder desinfectante y cicatrizante. En los problemas respiratorios ayudará a respirar con mayor normalidad.

Albahaca

Además de sus aplicaciones culinarias, la albahaca destaca por los beneficios digestivos, reduciendo la sensación de malestar de las comidas pesadas, así como la acumulación de gases. También se recomienda para adelgazar, debido a sus propiedades diuréticas, y como sedante.

Maca

La maca es un energizante, mejora la vitalidad y la claridad mental. También regula los procesos de la menopausia y la menstruación, reduce el estrés, controla la presión, reduce el colesterol, estimula la producción de glóbulos rojos y refuerzo el sistema inmunológico.

Aloe

El aloe posee tantas propiedades como fama adquirida en los últimos tiempos. Aunque existen múltiples preparados comercializados, el aloe se puede utilizar directamente. Sus efectos son laxantes, adelgazantes y digestivos, aunque probablemente es más reconocido por sus beneficios sobre la piel, tanto en su faceta rejuvenecedora, como para las heridas y otras afecciones de la piel.

Malva

La malva está indicada para diversas afecciones de la piel. También actúa como antiinflamatorio y anticatarral. Regula el tránsito intestinal, estimula la producción de orina y ayuda a combatir la cistitis, uretritis o la nefritis, entre otras.

Melisa

La melisa se emplea mayoritariamente por sus propiedades sedantes, aunque también posee efectos aperitivos, digestivos y carminativos. En menor medida es antiséptica, cicatrizante, estimulante y antiespasmódica.

Verbena o hierbaluisa

Entre sus propiedades medicinales destaca su efecto calmante. También es un buen tónico estomacal, además de antiespasmódico, y ayuda a eliminar los gases instestinales.

Ajo

El ajo está considerado como el mejor antiséptico, antibiótico y antimicótico natural. También ayuda a eliminar las toxinas, mejora la circulación y reduce el nivel de grasas de la sangre, es expectorante, antioxidante, regula la función tiroidea, regula los niveles altos de glucosa, posee efectos anticancerígenos y refuerza las defensas del organismo.

Manzanilla

La manzanilla es un buen digestivo. Facilita la expulsión de gases y actúa sobre el nerviosismo cuando afecta al aparato digestivo. También tiene propiedades antiespasmódicas, tranquilizantes y antiinflamatorias, favorece la producción de bilis y actúa contra los problemas relacionados con la menstruación.

Sabal

El sabal era ampliamente utilizado por los indios nativos americanos para combatir muchas dolencias. Actualmente parece que incide favorablemente en problemas relacionados con la vejiga y en casos de prostatitis benigna.

Valeriana

La valeriana se recomienda, sobre todo, por sus propiedades calmantes en los casos de ansiedad, aunque también es útil para el insomnio, la irritabilidad y otras situaciones provocadas por trastornos nerviosos.

Hinojo

El hinojo presenta propiedades digestivas y es antiflatulento. Está indicado en catarros, dolores de garganta, asma, bronquitis o cólicos. El hinojo favorece el aumento de leche durante la lactancia.

Pasiflora

Sus propiedades se relacionan con el sistema nervioso. La pasiflora está reconocida como una de las mejores alternativas para todo tipo de manifestaciones nerviosas. Es analgésica, espasmolítica, ansiolítica e hipnótica suave. Está indicada en casos de ansiedad, asma espasmódica, insomnio, estrés, migañas o espasmos gastrointestinales, entre otros.

Tila

Entre las propiedades medicinales de la tila, destacan sus efectos digestivos, antiespasmódicos, diuréticos y analgésicos. También actúa como antiinflamatoria con acción antimicrobiana. Ayuda a la eliminación de gases y estimula la sudoración.

Hipérico

El hipérico tiene propiedades antidepresivas, digestivas y analgésicas. También es un buen tónico nervioso y un buen regulador de la menstruación. En su uso externo se emplea para afecciones diversas de la piel, cuidado del cutis, varices y hemorroides.

Saponaria

La saponaria es diurética, expectorante, purgante y ayuda a la expulsión de bilis. Está indicada en casos de bronquitis, asma, enfisema o ataques de gota. En su uso externo se emplea para tratar problemas de la piel como dermatosis y forunculosis.

Jengibre

El jengibre destaca por su poder antiinflamatorio así como por licuar levemente la sangre. Se le considera un remedio eficaz para la artrosis, dolores reumáticos y resfriados. También ayuda en los trastornos digestivos y se usa a menudo para prevenir las náuseas asociadas a los viajes u otras circunstancias.

Salvia

La salvia es rica en antioxidantes, es inflamatoria y ayuda a mejorar las funciones mentales, así como a la expulsión de gases. También es estimulante, antiséptica, diurética y suele emplearse, en su uso externo, para tratar llagas, úlceras o abscesos.

Lavanda

La lavanda se ha utilizado tradicionalmente como sedante, antiséptica, calmante, como digestivo, antiinflamatorio, antirreumático y para tratar diversas afecciones relacionadas con la piel.

Si el artículo te ha parecido interesante ayuda a su difusión con un clik en "me gusta".

Podéis seguir mis artículos en Twitter.