La almendra tiene forma ovalada, es de color verde y aterciopelado al tacto. Es una especie de nuez cuya gruesa cáscara, contiene una o dos semillas, llamadas almendras. Es el fruto del almendro (Prunus dulcis)

La almendra es originaria de Asia y se sabe que se cultivaba desde hace más de 7000 años. Fue conocida por los romanos con el nombre de “nuez griega“. La utilizaban para confeccionar sopas o dulces caseros como el Manjar Blanco.

Variedades de almendras

Las más corrientes en España son:

· La Marcona: es la variedad más conocida. Una almendra redonda y gorda, dulce y con poco porcentaje de amargor. Es una de las más utilizadas, la más cara y la más demandada por la industria repostera y turronera.

Una vez quitada la piel marrón que la recubre es apta para tostarse, hasta que adquiere el tono deseado para la elaboración de turrones duros o blandos. Sirve de base para las Denominaciones de Origen Jijona y Alicante, así como para la Denominación de Calidad Mazapán de Toledo y los tradicionales guirlaches aragoneses. Asimismo, al tener en su composición menos aceite, se suele destinar a la producción de almendras fritas.

· La almendra mollar: que posee una cáscara blanda fácil de partir, y que tiene un cierto porcentaje de almendras dobles.

· La almendra amarga: (Prunus dulcis var. amara), son venenosas, Bastan 20 almendras de este tipo para matar un adulto y sólo 10 para un niño.

· La almendra dulce: que es una de las almendras que solemos comer, de sabor agradable, proceden del Prunus Dulcis (almendro dulce) y es la variedad que se cultiva más extensamente.

· otra variedad de carácter silvestre llamada Prunus Amara que es la que produce la almendra amarga. Suele pasar que cuando se cultivan almendros dulces siempre surge alguno que sale, lo que se llama en el argot de los agricultores, "borde". Es decir, aparece un almendro que da almendras amargas. Esto es debido a que cuando se plantó el almendro, la semilla que se utilizó no era dulce, sino amarga. En ocasiones puntuales, cuando compras semillas de almendro dulce en grandes cantidades, se puede colar alguna semilla de almendro amargo, que luego en la recolección pasan desapercibidas hasta que llegan a nuestro paladar.

Propiedades de las almendras

Las avellanas y las almendras son los frutos secos más ricos en ácidos grasos monoinsaturados. El ácido oleico constituye alrededor del 70% de los ácidos grasos presentes en las almendras y las avellanas.

Su contenido en antioxidantes es considerable; así, las almendras muestran una concentración en vitamina E (o tocoferol) superior a los 20 mg/100g y en las avellanas la concentración de este compuesto está por encima de los 40 mg/100g.

En cuanto a las vitaminas del grupo B, las avellanas y las nueces son los frutos secos que muestran un mayor contenido en ácido fólico, seguidos de los piñones, los pistachos y las almendras; conviene recordar que los requerimientos diarios de ácido fólico, para una persona adulta, son del orden de los 400 µg.

Su consumo también aporta minerales. Son ricas en:

· Calcio: Las almendras contienen unos 235 mg/100g de calcio

· Magnesio: 275 mg/100g

· Potasio.

· Hierro. 200 mg/100g

· Fósforo. Muy recomendable para aquellas personas que necesitan tener al día la memoria y la capacidad intelectual al cien por cien.

· Potasio: 756 mg/100g

· Como el resto de frutos secos su contenido en sodio es extremadamente bajo, solamente 24 mg/100g.

Las almendras y la diabetes

El control de la dieta es esencial en los diabéticos que no dependen de insulina. La almendra puede formar parte de la alimentación de un diabético. Por una parte, se sabe que la asociación de la fibra con los azúcares provoca una disminución en la velocidad de absorción de la glucosa, lo que hace que el aumento de los niveles de glucosa e insulina sea moderado.

Las almendras son muy usadas en nuestra cocina mediterránea, debido a su valor nutritivo se emplea en numerosas recetas como el ajo blanco típico de Málaga, o en repostería como el mazapán.