La garcinia cambogia es una planta originaria de la India y el sudeste asiático. De la corteza de su fruta se extrae el ácido hidroxicítrico, del que se ha difundido su uso como complemento de tratamientos contra la obesidad y el sobrepeso.

Sin embargo, esta fruta tiene también una aplicación milenaria en otros sentidos: preservante y saborizante de alimentos, como antibacteriano, para malestares intestinales, como antioxidante, contra el reuma, como reductor de gases (carminativo), como diurético, contra el catarro, entro otros varios usos a los que se ha aplicado. En cualquier caso, los usos medicinales no están científica y completamente probados, por lo que sin duda que una adecuada medicación con la garcinia debería estar indicada por el profesional de la medicina especialista competente.

Dosis y Uso de la garcinia en tratamientos contra la obesidad

En este artículo se hace solamente hincapié sobre la acción de la garcinia en los tratamientos de pérdida de peso. En este sentido, el ácido hidroxicítrico presente en la garcinia, actúa como reductor de la síntesis de grasa por aumento de la oxidación. Esta limitación a la transformación de carbohidratos en grasas produce un proceso que entre otros efectos, lleva a una sensación de saciedad, por la que se consume menos comida y a la larga se produce una reducción de peso. Algunos creen que esta terapéutica natural no está debidamente probada y que los resultados de las pruebas clínicas son todavía confusos o están en etapa de desarrollo.

De todas formas, algunos estudios han demostrado su efectividad como complemento en tratamientos de pérdida de peso, de tal forma que ingiriendo en cápsulas el ácido hidroxicítrico en una dosis diaria de 4,667 mg dividida en tres veces - antes de las comidas (entre 30 y 60 minutos) -, redujo los índices de peso (IP) y de masa corporal (IMC) en un grupo de individuos que padecían obesidad moderada.

En cualquier caso se debe respetar la dosis indicada por el médico especialista y seguir su supervisión, toda vez que estos tratamientos deben ser recetados en el marco de otras medidas complementarias y con la experiencia en fitoterapia de un profesional médico especialista en nutrición.

Precauciones, contraindicaciones, embarazo y lactancia con el ácido hidroxicítrico

El ácido hidroxicítrico está contraindicado para menores de edad y para los que son alérgicos a esa sustancia. Es poresto que en la consulta con el médico tratante, se debe informar si se es alérgico al ácido hidroxicítrico o a otro medicamento cualquiera sea. También se debe avisar si se está consumiendo o si se lo piensa hacer, cualquier otro medicamento o algún suplemento o complemento dietario o nutricional, así como vitaminas y productos con otras plantas medicinales, sobre todo en los casos en los que estos se están aplicando como reductores de peso.

Ante la falta de evidencia científica disponible no se recomienda el consumo de garcinia durante el embarazo y el amamantamiento.

Efectos adversos de la garcinia y el ácido hidroxicítrico

La garcinia y el ácido hidroxicítrico han sido bien tolerados en las dosis indicadas, en las pocas pruebas disponibles.

Sin embargo, se han reportado efectos sobre la reducción de los niveles e azúcar, por lo que se recomienda el monitoreo del nivel de glucosa y el control de las patologías y tratamientos relacionados con el azúcar, como la diabetes y las terapias con insulina.

También se han reportado algunos casos de hipertensión arterial después de su consumo, por lo que se recomienda un adecuado control médico para los pacientes que la padezcan.

Aunque no esté demostrado que sea por la garcinia, se han reportado casos de una enfermedad degenerativa de los músculos (rabdomiolisis), después de ingerir un compuesto de hierbas entre las que está el ácido hidorxicítrico.

En pacientes con enfermedad de Alzheimer y otras patologías de demencia se debe evitar el ácido hidroxicítrico, por la eventual probabilidad teórica de que provoque trastornos en la formación del neurotransmisor acetilcolina en el cerebro.

Consulta al profesional médico

Está visto que los tratamientos con garcinia no están debidamente avanzados en cuanto a la seguridad de su aplicación y que su aplicación debe estar indicada y controlada por un profesional de la medicina. Por otra parte, algunos han reportado en pruebas de laboratorio con animales, la existencia de efectos tóxicos, de atrofia testicular y que incluso no es más efectivo que un placebo para tratamientos de reducción de peso.

A todo efecto, este artículo no es más que una información general que no reemplaza la consulta médica, por lo que en caso de duda se debe acudir al profesional de la medicina de confianza.