Rivotril es un medicamento de primera línea indicado especialmente para las crisis de ausencias, también llamadas ausencias típicas o petit mal. Asimismo se emplea para las ausencias atípicas (síndrome de Lennox-Gastaut) y para las convulsiones generalizadas. Rivotril se utiliza en muchas de las formas epilépticas del lactante y del niño. También como coadyuvante, el rivotril se emplea para controlar los ataques de pánico y fobia social, así como en las terapias de comportamiento y en la ansiedad generalizada. Rivotril se presenta en forma de tabletas, solución, gotas e inyectable.

Dosis de rivotril

Para lactantes y niños de hasta 10 años o hasta 30 kg. de peso, se iniciará el tratamiento con una dosis de 0.01 a 0.03 mg. por kg. de peso al día que se dividirá en tres tomas. Esta dosis se podrá incrementar gradualmente, cada 3 días, entre 0.25 y 0.50 mg. hasta lograr la desaparición de las convulsiones o bien hasta que los efectos secundarios aconsejen no ir más allá. La dosis de mantenimiento usual está en torno a 0.1 mg. por kg. de peso. En cualquier caso no se debe exceder nunca de la dosis máxima, situada en los 0.2 mg. por kg. de peso.

En niños mayores de 10 años y hasta los 16, se procederá con una dosis inicial de 1 a 1.5 mg. al día que se podrán dividir en 2 o 3 tomas. Cada 3 días se podrá ir incrementando hasta lograr los efectos deseados. La dosis de mantenimiento es de 3 a 6 mg. al día.

En cuanto a los adultos se iniciará el tratamiento con una dosis no superior a los 1.5 mg. diarios que se dividirá en 2 o 3 tomas. Dicha dosis también se podrá incrementar cada 3 días hasta controlar las convulsiones o que los efectos secundarios supongan un impedimento para dosis más elevadas. La dosis de mantenimiento deberá ajustarse de forma individual, por lo general entre los 3 y 6 mg. diarios. La dosis máxima está establecida en 20 mg. al día.

Efectos secundarios y contraindicaciones del rivotril

Los efectos secundarios que se presentan con más frecuencia son la somnolencia, mareo, debilidad muscular, cansancio o lentitud de reflejos. Estas situaciones tienen un carácter pasajero y suelen remitir sin que sea necesario suspender el tratamiento.

Cuando se requieren tratamientos más prolongados pueden aparecer otras reacciones adversas, tales como las dificultades para articular palabras, dificultades en el movimiento o problemas con la visión, como movimientos involuntarios o visión doble.

De forma más excepcional pueden presentarse otros efectos secundarios adversos, que incluyen las náuseas y molestias epigástricas, cefaleas, disminución de la líbido, incontinencia urinaria, trombocitopenia, problemas cutáneos como la urticaria, picores o erupciones o reacciones alérgicas, incluyendo shock anafiláctico.

Rivotril está contraindicado en todos aquellos pacientes que presenten hipersensibilidad a este medicamento o a cualquiera de sus componentes y, en general, a los fármacos del grupo de las benzodiacepinas. Tampoco debe administrarse rivotril en los casos de problemas respiratorios graves o persistentes, miastenia gravis o en aquellas personas con dependencia al alcohol o las drogas. En este último caso deberá estar supervisado por el médico para adoptar la decisión más adecuada. Rivotril también está contraindicado en todas aquellas personas con intolerancia hereditaria a galactosa, insuficiencia de lactasa de Lapp o que presenten problemas de absorción de glucosa o galactosa.

Rivotril en el embarazo y la lactancia

Rivotril no está recomendado para el embarazo, sin embargo será el médico quien deba dictaminar si los beneficios para la madre son superiores a los posibles efectos adversos que pueda sufrir el bebé. En cualquier caso deberán administrarse dosis bajas.

Por lo que respecta a la lactancia se sabe que rivotril, aunque en pequeñas cantidades, se excreta en la leche materna, razón por la que no es aconsejable amamantar si se está tratando con este medicamento. En caso de que se considere imprescindible el tratamiento, lo recomendable es interrumpir el periodo de lactancia.

Podéis seguir mis artículos en Twitter.