La pregabalina es un medicamento anticonvulsivo que se usa para aliviar los síntomas de dolor que provocan en las extremidades o en los lugares con sarpullidos, los nervios afectados por patologías como la diabetes o la culebrilla. El medicamento actúa reduciendo las señales de dolor que envían al cerebro los nervios dañados.

También se aplica para tratar algunas convulsiones de los epilépticos, el trastorno de ansiedad generalizada en adultos y es un tratamiento de la fibromalgia, patología crónica de los músculos esqueléticos que produce rigidez en las extremidades y fatiga extrema, entre otros síntomas.

El medicamento opera sobre los síntomas mencionados pero no cura la enfermedad que los provoca.

Dosis de pregabalina

La dosis debe ser la indicada por el médico conforme al cuadro del paciente. Suele ser al comienzo una dosis baja, que se va aumentando en forma progresiva en el transcurso de los primeros días de tratamiento.

Deben seguirse además las indicaciones del prospecto porque de aumentarse la dosis podría generar acostumbramiento.

Se recomienda reducir la dosis en forma paulatina atento a los efectos adversos que podría generar la suspensión del tratamiento en forma repentina, entre ellos somnolencia, cefalea, náuseas, diarrea y cambios de comportamiento.

El medicamento viene envasado en cápsulas, las que se recomienda ingerir dos o tres veces por día, resultando irrelevante si se ingiere o no con las comidas.

Indicaciones de la pregabalina

Cuando el médico esté recetando este medicamento se le debe informar si se es alérgico al mismo o a cualquier otro fármaco que se haya tomado o que se esté tomando contemporáneamente. También se debe informar sobre la ingesta de complementos o suplementos dietarios o nutricionales, vitaminas y productos con hierbas

Es importante avisar sobre el consumo habitual de alcohol o drogas, sobre las enfermedades renales o cardíacas que se sufran o hayan sufrido, lo mismo que la diabetes o los problemas con hemorragias o inflamaciones o si tiene alguna cirugía planificada, incluso cirugías bucales.

Como la pregabalina produce somnolencia se aconseja no realizar actividades que requieran de concentración - como conducir -, lo mismo que se debe evitar el consumo de bebidas alcohólicas porque potencian los síntomas de somnolencia.

El tratamiento con este tipo de medicamentos puede producir trastornos en la salud mental, por lo que resulta relevante el acceso a la información de estos efectos por parte del paciente y sus familiares.

Efectos secundarios de la pregabalina

Entre los efectos secundarios, se destacan:

  • somnolencia
  • cefalea y mareos
  • fatiga
  • náuseas y vómitos
  • gases y estreñimiento
  • distensión del abdomen
  • inconvenientes para hablar
  • repentinos cambios a estados de euforia o exaltación
  • confusión y dificultades de concentración
  • falta de memoria no habitual
  • problemas de equilibrio, vértigo y falta de coordinación en los movimientos
  • movimientos fuera de control, temblores y espasmos musculares
  • dolores en la espalda e inflamaciones en las extremidades
  • apetito inusual y aumento de peso
Otros efectos que pueden llegar a ser graves son:

  • En la piel: sarpullido, urticaria, comezón y ampollas
  • inflamación de los ojos, la cara, la garganta, la boca, los labios, las encías, la lengua, la cabeza o el cuello
  • cambios en la visión como visión borrosa y confusa
  • dificultades para respirar
  • dolores musculares y en el pecho
  • fiebre y debilidad
Los efectos adversos mencionados son algunos de los que pueden ocurrir, pero podrían suceder otros que el usuario o su famiia pueden detectar, por lo deben ir en consulta al profesional inmediatamente de sucedidos.

Consulta al médico

El presente es un informe de carácter general que no pretende pormenorizar todas las consecuencias de tomar pregabalina, ya que no se podría en el espacio disponible. En este sentido,el artículo representa una información general accesible referida a los temas que se han considerado relevantes. En casos de duda se debe consultar al médico o farmacéutico de confianza.